La iglesia de Suecia presenta su primer retablo LGBT: “Paraíso”

La controvertida artista y fotógrafa Elisabeth Ohlson Wallin lo pintó en 2012 y lo ha adquirido la iglesia de San Pablo en Malmo

El pasado domingo, la iglesia de San Pablo en Malmö celebró el advenimiento, con una novedad especial. En sus paredes “Paraíso” el nuevo retablo adquirido, de temática LGTB, primero de Suecia y creado por la artista Elisabeth Ohlson Wallin. El propio sacerdote está encantado con la iniciativa: “Antes de que este tablero entrara aquí, solo había hombres representados en el arte de la sala. Pero con este tablero todos estamos representados”

´Claramente, Adán y Eva han sido reemplazados en el paraíso original por parejas homosexuales (dos Adán y dos Eva) en poses sugestivas, y la serpiente tentadora es ahora una mujer transgénero. Pero la obra ni siquera es actual, ya que fue creada en 2012 e intentó donarlo a la Catedral de Skara cuando se estaba preparando para realizar la primera boda del mismo sexo en sus 100 años de historia. Desgraciadamente fue rechazada porque opinaban que era algo más político que religiosos. Y es que la autora tiene un pasado en el que mezcla en sus obras el activismo político con arte. Este fin de semana ha sido presentada la obra ya instalada en San Pablo. La pastora de la iglesia, Helena Myrstener compartió su alegría con sus seguidores y feligreses en Twitter.

Según su autora, la inspiración para la pintura la obtuvo del maestro Lucas Cranach el Viejo: “quería mostrar que desde el principio de los tiempos, el lugar para las personas homosexuales era el paraíso” y no el infierno. Otra exposición de Elisabeth Ohlson Wallin “Ecce Homo” ya levantó polémica por lo irreverente de las escenas.

“Con orgullo y alegría recibimos el Paraíso en la Iglesia de San Pablo. Necesitamos imágenes que se abran para una mayor inclusión e identificación en la iglesia ”, dijo St. Paul’s en un comunicado . “Estamos agradecidos con el arte de Elisabeth, que nos permite construir una iglesia creíble que muestra que todos, independientemente de a quién amamos e identificamos, estamos alojados en el Paraíso”.

Sin embargo, muchos en las redes sociales estaban molestos por la obra de arte de celebración e inclusiva. Una persona escribió: “No me impresionó. No se trata de valores cristianos, sino solo de activismo político. ¡Vergonzoso!" Otro agregó: “Esta es una herejía anticristiana que aborrece el altar y la Eucaristía. Los responsables deben ser excomulgados ".