El sufrimiento de los animales con la pirotecnia

¿Tienes un sonido que te molesta? Ahora imagina tener que escucharlo 3 veces más fuerte

La pirotecnia consiste en la fabricación y utilización de fuegos artificiales o materiales explosivos. Un petardo normal contiene 0,5 gramos de pólvora; un cohete, entre 0,5 y 15 gramos; y una traca, 20 gramos. Su empleo causa diversos daños a los animales, ya sean de compañía o los que se encuentran en granjas o en estado libre.

El oído de muchos animales es considerablemente más sensible que el humano, por lo que las explosiones de fuegos artificiales les pueden dañar más gravemente su capacidad auditiva. Los fuegos artificiales pueden emitir sonidos de hasta 190 decibelios (110 a 115 decibelios por encima del rango de 75 a 80 decibelios, donde comienza el daño para el oído humano. Por lo tanto, los petardos generan un nivel de ruido más alto que el de los disparos (140 decibelios), y que el de algunos aviones de reacción (100 decibelios).

Este vídeo que mostramos se ha hecho viral, y sirve para concienciar sobre el efecto que produce la pirotecnia en los animales.

Rimac Seguros hace una campaña con el hashtag: #cerocohetones