El presidente argentino denunciará a política opositora por difamación

Alberto Fernández anunció que iniciará acciones legales contra la presidenta del partido de la oposición Propuesta Republicana por lanzar una “vergonzosa difamación”

FILE PHOTO: Argentina's President Alberto Fernandez speaks during a brief joint news conference with Spain's Prime Minister Pedro Sanchez (not pictured) at the Moncloa Palace in Madrid, Spain, May 11, 2021. Gabriel Bouys/Pool via REUTERS/File Photo
FILE PHOTO: Argentina's President Alberto Fernandez speaks during a brief joint news conference with Spain's Prime Minister Pedro Sanchez (not pictured) at the Moncloa Palace in Madrid, Spain, May 11, 2021. Gabriel Bouys/Pool via REUTERS/File Photo FOTO: POOL REUTERS

(EFE). El presidente argentino, Alberto Fernández, anunció este lunes que iniciará acciones legales contra la presidenta del partido de la oposición Propuesta Republicana, Patricia Bullrich, debido a que lanzó una “vergonzosa difamación” de que el Gobierno pretendía “cobrar un soborno por la compra de vacunas” al laboratorio estadounidense Pfizer.

”Con asombro he leído las declaraciones de la presidenta del principal partido de la oposición, acusando a nuestro gobierno de pretender cobrar un soborno por la compra de vacunas”, dijo el peronista Fernández en su cuenta de Twitter.

Y señaló: “Sin medir consecuencias, no ha dudado en afirmar que eso habría ocurrido con mi conocimiento”.”Semejante acusación resulta absolutamente falsa y por ende inaceptable”, afirmó Fernández.”He instruido a mis abogados que el próximo día lunes inicien las acciones legales pertinentes contra quien ha lanzado tan vergonzosa difamación”, anunció.

ACUSACIÓN POR TV

Esta reacción se desató porque Bullrich acusó este domingo al anterior ministro de Salud de la administración de Fernández, Ginés González García, de pedirle “un retorno” a Pfizer para firmar el contrato para adquirir vacunas contra la covid-19″, en declaraciones al canal LN+.

Se debe a que, según dijo Bullrich, González García habría pedido colocar “un intermediario” y que sea Hugo Sigman, el director ejecutivo de mAbxience, que ya produce en Argentina el principio activo de la vacuna AstraZeneca, que sí contrató el país.

En respuesta, Pfizer emitió un comunicado este lunes diciendo que “no ha recibido peticiones de pagos indebidos en ningún momento” y que “la compañía no cuenta con intermediarios, distribuidores privados o representantes para la provisión de la vacuna”.En tanto, González García, que debió irse del Gobierno en febrero pasado debido al escándalo de la “vacunación VIP”, anticipó en Radio 10 que también iniciará acciones legales contra Bullrich.

BULLRICH REAFIRMA

Bullrich, que fue ministra de Seguridad durante la administración de Mauricio Macri (2015-2019), reafirmó sus acusaciones este lunes a través de su cuenta de Twitter: “El comunicado de Pfizer no niega nada de lo que yo digo”.

”Presidente, puede denunciarme las veces que quiera, pero las vacunas siguen sin llegar y ustedes sin aclarar qué pasó con Pfizer”, le respondió a Fernández por la red social.Y le pidió que “explique por cadena nacional por qué no se firmó el contrato que hubiera salvado miles de vidas”.

Antes Bullrich había tuiteado que el año pasado “Pfizer acudió al Ministerio de Salud y presentó su contrato”, luego de que 4.500 argentinos participaron de pruebas que aseguraban al país 14 millones de dosis de la vacuna.”González García no lo aceptó; no quiso comprar vacunas Pfizer” porque “delegó la negociación en una exempleada de Sigman: Sofía Tarragona”, afirmó.

E indicó que “usar un intermediario es la matriz de la corrupción K (kirchnerista)” y que “no firmar el contrato es el hecho de corrupción”.”A partir de ahí, montaron la mentira de que Pfizer pedía condiciones leoninas, mientras le vendía a todos nuestros (países) vecinos en condiciones aceptables”, acusó.”Tendrán que explicarlo ante la justicia”, cerró.

CONTRATOS DE VACUNAS

El Gobierno argentino no pudo avanzar en la firma de un contrato con Pfizer a pesar de que en julio pasado el país autorizó al laboratorio a realizar un ensayo de fase 3 en su territorio y en diciembre el regulador autorizó el uso de la vacuna desarrollada por el laboratorio estadounidense y la alemana BioNtech.

Argentina también aprobó una ley con ciertas condiciones normativas exigidas por Pfizer y otros proveedores, pero según el Ejecutivo el laboratorio objetó un artículo de esa ley referente a las responsabilidades en caso de negligencia, añadiendo nuevas condiciones en la negociación.Hace un mes atrás, la administración de Fernández dijo que se habían retomado las negociaciones con Pfizer.

Argentina, con una población de 45 millones de habitantes, ha recibido un total 14,3 millones dosis de diversos laboratorios para su plan de vacunación, iniciado en diciembre pasado.En tanto, atraviesa una segunda ola habiendo aplicado hasta el momento 11.217.593 dosis, pero sólo 2.430.993 corresponden a la segunda dosis, según fuentes oficiales.