Los partidos andalucistas piden abordar las “discrepancias” en el seno de Adelante

Reivindican la "aspiración" de construir un sujeto político andaluz para fortalecer el proyecto de la agrupación tras la salida de Teresa Rodríguez

Imagen de archivo de la senadora de Adelante Andalucía, Pilar González Modino, en una Comisión General de Comunidades Autónomas celebrada en el Senado
Imagen de archivo de la senadora de Adelante Andalucía, Pilar González Modino, en una Comisión General de Comunidades Autónomas celebrada en el Senado FOTO: Pool Pool

Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza, las fuerzas de corte andalucista que forman parte de Adelante Andalucía, han realizado este miércoles un llamamiento a los miembros de la coalición que también integra a Podemos, IU y Anticapitalistas, a abordar sus “discrepancias” dentro del Grupo Motor de Adelante, así como han reivindicado la “aspiración” de construir un sujeto político andaluz.

Así lo vienen a indicar en un comunicado difundido "ante las manifestaciones vertidas durante los últimos días en los medios de comunicación por parte de algunos compañeros" de las fuerzas políticas integrantes de la coalición Adelante Andalucía.

Desde Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza remarcan que forman parte de Adelante Andalucía “desde su concepción” y son “miembros de pleno derecho” de la confluencia, por lo que lamentan que “compañeros” de la coalición “hayan venido mermando” su presencia en ella “a través de sus declaraciones a los medios de comunicación, cuando no omitiéndola”.

En todo caso, Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza aseguran mantener “la voluntad de diálogo y entendimiento con las diferentes fuerzas de izquierdas de Andalucía para fortalecer el proyecto” de Adelante, que “se cimentó sobre la fraternidad y el entendimiento con el objetivo de agrandarlo, superar a nuestras organizaciones invitando a la participación de colectivos e independientes, y ofrecer una alternativa amplia a las andaluzas que fuera capaz de superar al ‘susanismo’ y a las derechas”.

Ambas organizaciones andalucistas consideran que, "si bien el objetivo aún no se ha conseguido, debemos trabajar desde las mismas premisas para su fortalecimiento", por lo que invitan "a los compañeros que en los últimos días han mostrado públicamente sus discrepancias o sus dudas con respecto al propio proyecto, que utilicen los cauces que nos hemos dado como espacio de coordinación y decisión", esto es, "el Grupo Motor de Adelante Andalucía".

“La utilización de los medios de comunicación para trasladar mensajes al resto de organizaciones de la confluencia sólo debilita el proyecto y aumenta las incertidumbres en nuestra militancia y en las personas que confiaron en nosotros en las últimas elecciones andaluzas”, sostienen desde Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza, que realizan un llamamiento a construir “juntas”, poner “en valor el diálogo” y abandonar “las prácticas que en nada favorecen la construcción de una herramienta de cambio para Andalucía”.

Sujeto político andaluz

De igual modo, estas fuerzas andalucistas defienden que el proyecto de Adelante Andalucía tiene como “objetivo claro desde su nacimiento” el de “la construcción de un sujeto político andaluz”, con “grupo propio en todas las instituciones -especialmente en las estatales y europeas-, con autonomía en su organización, en su censo y en sus finanzas, que tome sus decisiones en Andalucía sin tutelas y sin directrices marcadas”.

Se trata de “una de las ideas nucleares del proyecto de Adelante Andalucía, como así viene recogido en su manifiesto fundacional y como se repitió insistentemente por parte de los máximos responsables de todas las organizaciones sin excepción en sus comienzos”, según apuntan Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista, que aprecian “un déficit de Andalucía en Madrid”, y se declaran “convencidas de que una parte importante de los andaluces demandan un proyecto político que defienda al pueblo andaluz en las instituciones estatales”.

Para ello creen "imprescindible que cuente con una organización propia sin directrices de estructuras centralistas", una "aspiración" a la que Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista no piensan "renunciar", según advierten antes de apostillar que entienden que haya "compañeros" e incluso "representantes orgánicos destacados que no compartan nuestras aspiraciones y que consideren que deben consultar a su militancia si quieren participar en un proyecto centralista y tutelado, que obedezca la disciplina de voto que marcan los intereses partidarios, y que tenga a Andalucía como mero complemento para su imagen pública o su acción política".

"No es, sin duda, el espíritu con el que nació Adelante Andalucía, pero es totalmente legítimo y animamos a que impulsen entre su militancia todas las consultas al respecto que necesiten para aclararlo", agregan las fuerzas andalucistas antes de aseverar que "Adelante Andalucía no es Unidas Podemos" ni "la expresión singular de Unidas Podemos en Andalucía".

“La presencia de nuestras organizaciones así lo garantiza”, agregan las referidas dos fuerzas políticas, que insisten en advertir de que no van a “renunciar” a sus principios y van a “seguir construyendo un Adelante andalucista”.

Tras indicar que esperan que "los diferentes actores de la confluencia andaluza disipen sus dudas y no obstaculicen su fortalecimiento", desde Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista dicen que no renuncian "al diálogo" y esperan "poder debatir en la misma mesa más pronto que tarde con las organizaciones implicadas en Adelante todas las cuestiones planteadas".

“Estamos convencidas que debilitar Adelante es debilitar la defensa del legítimo derecho de un futuro de dignidad para el pueblo andaluz”, inciden desde Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista, que esperan “cerrar el debate interno lo más pronto posible para centrarnos en solucionar sus problemas, los de su gente, los de sus niñas y niños, los de su sanidad, su educación, sus mayores, su cultura”. “Debemos centrarnos en el trabajo por una Andalucía con nuevos paradigmas y dejar de luchar por lo estéril”, concluyen.