La Junta cree que el acuerdo en la UE sobre la PAC aumenta las “exigencias” a los agricultores con “menos dinero”

Crespo ve “excesivo” que finalmente se haya decidido vincular el 20% de los pagos directos a los ecoesquemas, “y no el 15%, como solicitaba la administración andaluza y el propio sector

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo JUNTA DE ANDALUCÍA

La Junta de Andalucía ha advertido de que destinar un 20% de los pagos directos de la Política Agraria Común (PAC) a los nuevos ecoesquemas, como han acordado en la madrugada de este miércoles los Estados miembros de la Unión Europea, supone “cargar a los agricultores y ganaderos españoles con más exigencias medioambientales pese a disponer de menos dinero de la PAC”.

Así, la consejera andaluza de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha calificado en un comunicado de “excesivo” que finalmente la UE haya decidido vincular el 20% de los pagos directos a los ecoesquemas, “y no el 15%, como le solicitábamos desde la Junta de Andalucía y desde el propio sector”, según ha apostillado.

A este respecto, Crespo ha avisado del “impacto” que traerá consigo en el agro español y, en especial, en el campo andaluz, un incremento de los requisitos medioambientales en un contexto de recorte presupuestario de los fondos de la PAC, “recursos que son imprescindibles para que nuestros agricultores y ganaderos puedan seguir dando paso hacia delante en sostenibilidad, innovación y competitividad”.

“En Andalucía no podemos estar satisfechos con esta decisión porque, con una pérdida de fondos de la PAC, se establece un 20% más de requisitos medioambientales que se suman a los ya existentes”, según ha incidido la consejera, quien ha detallado que los ecoesquemas “no son nuevas ayudas complementarias, sino una nueva forma de pagar las ayudas directas”.

No obstante, Crespo ha valorado de forma positiva que se establezca un periodo de dos años para la aplicación de estos ecoesquemas y que, como había propuesto la Junta de Andalucía, “haya flexibilidad para los fondos destinados a los ecoesquemas, y que no se lleguen a ejecutar en los dos primeros años, no se pierdan y se puedan aprovechar”.

La consejera de Agricultura ha remarcado además que en la reunión de ministros de la UE no se ha abordado el presupuesto de la PAC, cuyas cifras siguen siendo las mismas que las fijadas el pasado mes de julio. En este sentido, ha emplazado al ministro de Agricultura, Luis Planas, a abandonar la “ingeniería financiera”, y le ha animado a seguir negociando para defender los intereses de los agricultores y ganaderos españoles, al tiempo que le ha tendido la mano para ayudarle en este objetivo, ya que “tenemos fines comunes”.

“Tanto en términos constantes como corrientes, España pierde dinero de la PAC”, según ha subrayado Crespo, quien ha vuelto a insistir en que sumar a la PAC los 729 millones de los fondos ‘Next Generation’ que le corresponden a España “es caer en el autoengaño y en justificar el conformismo”.

Asimismo, la titular de Agricultura ha afirmado que Andalucía “está siempre dispuesta al diálogo”, pero desde la base de que la propia UE no exige un “cambio radical” de la PAC.

“En el debate nacional vamos a defender el mantenimiento del ‘statu quo’ del modelo agrario de Andalucía”, ha recalcado, antes de enfatizar que el sector agroalimentario andaluz “ha aprovechado cada céntimo de euro de la Política Agraria Común para crecer en productividad, sostenibilidad y como elemento clave para fijar la población en el medio rural”.

Por último, Crespo ha puesto el acento en el impacto que sobre el olivar tradicional pueden tener algunos planteamientos avanzados ya por el Ministerio sobre la nueva PAC, como el posible establecimiento de una “tasa plana” o una reducción “drástica” de las regiones productivas. “Menos olivar significa despoblamiento”, ha alertado la consejera.