El Congreso del temple: la forja de un PP-A hegemónico desde el andalucismo y el centro

Casado insiste en que Moreno tiene «las manos libres» para convocar cuando decida

El líder del PP, Pablo Casado (d), y el presidente del Partido Popular de Andalucía, Juanma Moreno, durante el 16 Congreso Autonómico de la formación. EFE/Pepe Torres
El líder del PP, Pablo Casado (d), y el presidente del Partido Popular de Andalucía, Juanma Moreno, durante el 16 Congreso Autonómico de la formación. EFE/Pepe Torres FOTO: ·PEPE TORRES EFE

El XVI Congreso del PP de Andalucía marca un nuevo ciclo en la trayectoria del partido, afianzando las coordenadas establecidas por Juanma Moreno, reelegido por una aplastante mayoría del 98,98%: más andalucismo desde la moderación, sin olvidar a la Andalucía rural, alejado del ruido y apelando a la unidad. El Congreso del temple: «En la lidia -de hombres o bestias- lo primero es parar. El que sabe, para», puso Chaves Nogales en boca de Belmonte. El PP-A aspira a ocupar el espacio que históricamente venía siendo del PSOE-A. Juanma Moreno trata de forjar las bases de una formación hegemónica.

El Congreso deja además a un presidente de la Junta reforzado respecto a Génova e indemne en «la tormenta en un vaso de agua», en definición de Bendodo –otro de los nombres propios de este cónclave–, de los audios de Marín. El propio Casado, como antes Teodoro García Egea, en respuesta al «consejo» de Díaz Ayuso –«Vuela libre»–señaló: «Yo siempre creí en ti». Y explicó: «Después del cambio histórico en Andalucía, vino la negociación y vinieron los de siempre: los que enredan». «Lo que tenga que pasar en Andalucía, lo decidió, lo ha decidido siempre y lo seguirá decidiendo Juanma (Moreno) en Andalucía», refrendó Casado. «Nunca hemos hablado de la fecha de elecciones en Andalucía», reveló el líder popular. «Cuando la moción de Murcia, le dije literalmente desde el despacho del Congreso: ‘Juanma, tienes todo mi apoyo para hacer lo que consideres. Piensa primero en Andalucía y después en el partido. Porque los intereses de los andaluces son los intereses de nuestro partido’». Casado reiteró: «Juanma, tienes las manos libres». Añadió: «Además me da igual (cuándo convoques), porque tengo la convicción de que vas a arrasar». «El camino a La Moncloa pasa por San Telmo», dijo Casado. «Ya eres un referente, Juanma», manifestó el líder del PP.

El Congreso del PP-A ratifica, asimismo, la hoja de ruta de Juanma Moreno en relación a las elecciones. El objetivo es agotar el mandato. La aprobación de los Presupuestos de 2022, prácticamente, se da por fracasada. Pese a ello, los contactos con Vox se han mantenido incluso durante los días del Congreso por parte del grupo parlamentario. Del PSOE-A no se esperan cambios, a pesar de que el acuerdo, consideran los populares, hubiera colocado a Espadas en un nuevo escenario. El nuevo tablero conllevará decretos para modificaciones presupuestarias con las cuentas prorrogadas. De su aprobación o no, dependerá el adelanto. Esta decisión, en la actual tesitura, no se planteará antes de marzo o abril, previsiblemente. A partir de ahí sí podrá deshojarse la margarita del anticipo electoral.

El presidente del PP, Pablo Casado, llegó al Palacio de Exposiciones y Congresos de Granada para la clausura del XVI Congreso del PP andaluz a las 12:09. Moreno lo recibió a la entrada. Previamente, el comité ejecutivo autonómico electo colocó a Elías Bendodo al frente del comité electoral. Entre aplausos y abrazos, Casado y Moreno accedieron al escenario al ritmo de «Cambia el paso» de Jennifer López, sintonía oficiosa del evento. En la mesa de presidentes del PP en comunidades autónomas, Carlos Iturgaiz, pidió que «Andalucía sea la pista de aterrizaje de Pablo Casado con Juanma Moreno como lehendakari de Andalucía». De lleno en la clausura, Marifrán Carazo –otro nombre propio de un Congreso en el que el consejero de Salud, Jesús Aguirre, fue el más aplaudido, sin contar a Moreno, el «vendaval» de Ayuso, García Egea (que volvió a subir en bicicleta a Sierra Nevada) y el propio Casado–destacó el compromiso por «empujar el cambio».

El presidente del PP-A y presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. Álex Cámara / Europa Press
El presidente del PP-A y presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. Álex Cámara / Europa Press FOTO: Álex Cámara Europa Press

Moreno arrancó agradeciendo su reelección y tuvo un recuerdo emocionado: «Mi padre, aunque ya no está, me señala el camino». «Estamos demostrando que se podía gobernar mejor», añadió. «Antes había muchas banderas y muy poquitos méritos», explicó. «Le hemos quitado la careta a los que llenaron nuestra tierra de falsas caretas», añadió. «El cambio funciona porque estamos haciendo las reformas que prometimos. Esta tierra puede, quiere y lo vamos a hacer: liderar España», defendió. «Yo creo en una Andalucía sin límites», proclamó. El presidente de la Junta pidió también «una alianza con el campo andaluz». En la pugna por la Andalucía interior se jugará uno de los puntos clave de las futuras elecciones.

El cónclave se resume en las palabras de Fejóo: «Juanma Moreno ya no es del PP, es andaluz 100%»

Moreno señaló que su tiempo «es finito» –ha reiterado en varias ocasiones que no plantea aferrarse al cargo, ni hacer carrera nacional–pero en Andalucía «no podemos volver a la casilla de salida». «Tengo hambre de cambio, de reforma y de mejorar mi tierra», aseguró. «No quiero que Andalucía sea más que nadie pero tampoco menos que nadie», reclamó también. «Todo este proyecto vamos a ponerlo a tu disposición», señaló a Casado. «Aquí hay buen ambiente, buen rollo, todas estas energías las ponemos a tu disposición para que seas cuanto antes presidente de todos y cada uno de los españoles», manifestó el líder del PP-A.

En definitiva, el cónclave popular –«el más abierto de su historia», con la participación de Cs, CC OO o UGT y que contó con homenaje a todos los presidentes del partido («Algo que no todos los partidos pueden hacer», como recordó Moreno)– puede resumirse en la síntesis que hizo Núñez Feijóo –uno de los referentes del presidente andaluz–: «Juanma Moreno ya no es del PP, es andaluz 100%». De vuelta a Belmonte, Ramón María del Valle-Inclán le dijo: «Maestro, lo único que le falta es morir en el ruedo». El presidente de la Junta aspira íntimamente a acercarse o llegar a la mayoría absoluta o, como poco, poder gobernar con los escasos escaños que pueda alcanzar Cs en Andalucía. «Se hará lo que se pueda», respondió Belmonte; y ello anda templando Juanma Moreno. En un congreso donde la melodía del PP brilló por su ausencia, el himno de Andalucía –a diferencia del Congreso del PSOE-A, en el que dijeron que se olvidó– cerró el evento con todos en pie. El andalucismo inclusivo y el centro como banderas del PP-A de Moreno.

El líder del PP, Pablo Casado (7i), y el presidente del Partido Popular de Andalucía, Juanma Moreno (6i), posan para una foto de familia durante el 16 Congreso Autonómico de la formación, con el himno andaluz de fondo.EFE/ Pepe Torres
El líder del PP, Pablo Casado (7i), y el presidente del Partido Popular de Andalucía, Juanma Moreno (6i), posan para una foto de familia durante el 16 Congreso Autonómico de la formación, con el himno andaluz de fondo.EFE/ Pepe Torres FOTO: ·PEPE TORRES EFE