La industria en la comunidad andaluza: 20.500 empleos menos en un año

El sector es el único que registra menos trabajadores en la región que antes de la pandemia de coronavirus

Andalucía sigue presentando un déficit industrial estructural. EFE
Andalucía sigue presentando un déficit industrial estructural. EFE FOTO: A9999 Salzgitter AG EFE

Andalucía ha perdido 20.500 ocupados en el sector industrial en un año, según un estudio sobre la «Situación sociolaboral de Andalucía» presentando en Cádiz por el secretario general de USO, Joaquín Pérez. Según este informe, el industrial es el único sector que registra menos trabajadores que antes de la pandemia en Andalucía, en 2019.

«Estamos viendo cómo se está perdiendo la oportunidad de cambiar el tejido productivo tras la pandemia y Andalucía es un claro ejemplo de ello», criticó Pérez, quien alertó de que «con la falsa normalidad, caemos en los mismos errores: dependencia del turismo y los servicios» sin aprovechar los fondos europeos.

El secretario general de USO lamentó que Andalucía sea la cuarta «por la cola en cuanto a coste salarial medio, más de 263 euros mensuales menos que la media nacional». A su juicio esto está «íntimamente relacionado» con la pérdida de empleo industrial, con salarios más altos, mientras que el sector con salarios más inferiores, el de servicios, «es el que concentra un mayor número de trabajadores».

La responsable de Acción Sindical de USO-Andalucía, Eva Babiano, destacó que la brecha de género sigue siendo «escandalosa» en las estadísticas del paro andaluz. «Estamos ocho puntos por encima de la tasa media de paro, con un 22,41%, pero entre las mujeres llega al 25,97%, 6,55 % más que los hombres», especificó.

Si la diferencia entre el paro masculino y femenino es de algo más del 3% de media nacional, en Andalucía, en la pandemia, la brecha superó los ocho puntos, «lo que indica que tenemos un mercado laboral especialmente marcado por la desigualdad de género», subrayó Babiano.

El informe del sindicato también constata que en Andalucía un 70% de pensionistas tienen ingresos por debajo del SMI. El sindicato consideró que con estos datos son urgentes medidas de reindustrialización. «El paro y los salarios bajos son los que ponen en peligro la sostenibilidad de las pensiones», dijo el secretario general de USO. Además, urge a una recualificación «sin intermediario» de los parados, ya que el estudio refleja que una amplia mayoría de los desempleados andaluces tienen como máximo la Educación Secundaria Obligatoria.