Moreno pide a Sánchez que concrete la acogida de refugiados ucranianos

Insiste en reclamar un IVA superreducido del 4% para los carburantes y la energía

«No sabemos los cupos de refugiados ucranianos que podemos acoger las comunidades autónomas ni cuándo van a llegar». El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, salió de la Conferencia de Presidentes que se celebró en La Palma con la sensación de que se adoptaron acuerdos «inconclusos». «Hay unanimidad rotunda en la denuncia de la invasión por parte de Rusia, en la solidaridad con el pueblo ucraniano y en el apoyo a las negociaciones que debe abordar el Gobierno en las instituciones europeas y en la OTAN», señaló Moreno, reconociendo «matices» en cómo afrontar los problemas derivados del conflicto bélico, especialmente la escalada de precios y sus consecuencias en la industria y en el sector primario.

Moreno aseguró que «falta información» sobre la llegada de refugiados ucranianos. «Necesitamos datos y recursos», insistió, ya que las comunidades autónomas «vamos a escolarizar a los niños ucranianos y vamos a dar asistencia sanitaria». En este sentido, tras la reunión con el presidente del Gobierno, se llegó a la conclusión de que el Estado «debe liderar» las acciones vinculadas a la llegada de ucranianos que huyen de la guerra. Junto a ello, el presidente andaluz aseguró que el Gobierno debe establecer unos criterios jurídicos relativos al acogimiento de menores. «En muchos casos no hay control ni registros», denunció, además de insistir en la necesidad de fijar unos criterios en cuanto a la idoneidad de las familias acogedoras. En el cónclave también se planteó la necesidad de un fondo extraordinario de solidaridad, puesto que las comunidades ofrecerán servicios sanitarios, educación y vivienda a los refugiados.

Sobre la escalada de precios, ahora más acuciante por la invasión rusa, Moreno señaló que esta situación no es de ahora, sino que «llevamos siete meses sufriéndola». Su propuesta se basa en establecer un IVA superreducido del 4 por ciento a los carburantes y a la energía. Además, propone la suspensión de tasas a la agricultura, pesca y transporte y que las empresas puedan deducir los gastos derivados de esta crisis. En definitiva, según Moreno, «que el Estado utilice la capacidad fiscal que tiene para bajar el precio de la energía».

Otra demanda fue la reformulación de los fondos Next Generation, puesto que «el mundo ha cambiado desde el 24 de febrero», fecha en la que Putin dio luz verde a la invasión de Ucrania. Moreno exigió, tal y como ha venido subrayando en otras ocasiones, «transparencia y cogobernanza real». En este punto, recordó que hasta el momento a las comunidades se les ha asignado el 16 por ciento de los fondos de reconstrucción, cuando el Gobierno se comprometió a casi el 50 por ciento.

La pandemia, que todavía continúa latente, también se trató en la reunión de presidentes autonómicos con el jefe del Ejecutivo. Moreno volvió a exigir al Gobierno un fondo covid para este año, puesto que el 40 por ciento de los gastos derivados de la pandemia se han consolidado, según la Airef. Especial mención hizo a los problemas de la agricultura, donde se está dando una «tormenta perfecta» por la escalada de precios y la sequía. Pidió bonificaciones para el uso del agua desalada y el establecimiento de una doble tarifa eléctrica para el regadío.