Almería

Almería estará a tres horas y media de Sevilla en tren

La Junta pide más concreción y ambición para el estudio funcional del tramo ferroviario Almería-Granada

Almería y Granada estarán a una hora y media en tren
Almería y Granada estarán a una hora y media en tren

Almería estará a una hora y medio de viaje de Granada, y a menos de tres horas y media en tren de Sevilla una vez concluyan con horizonte 2030 las obras de mejora del tramo Granada-Almería del Corredor Mediterráneo, cuyo presupuesto se ha visto incrementado hasta los “930 millones de euros” frente a los 615 millones de euros previstos inicialmente. El secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Xavier Flores, y la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, acompañados del delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, han presentado este miércoles el resultado definitivo del estudio funcional tras el avance preliminar que ya se había mostrado en marzo de este mismo año.

Flores ha indicado que la “hoja de ruta” con hasta cuatro “variantes de trazado” diseñada para el tramo Almería-Granada “moderniza” la línea para “cumplir el objetivo” de obtener una mejora de tiempo “considerable” y para hacer la opción de viajar en tren “competitiva” con respecto al uso del vehículo privado o el autobús. “El objetivo marcado es que el ciudadano vea que le interesa el tren y lo use con normalidad; ahora sabemos qué queremos y cómo conseguirlo”, ha trasladado para precisar que se abre ahora la redacción de proyectos y estudios informativos con horizonte “final 2030″ ya que se integra en la red transeuropea de transportes.

A preguntas de los periodistas, Flores, quien no ha entrado a dar un cronograma concreto, ha asegurado que la actuación es la “acumulación” de mejoras, “por lo que cualquier cosa que se vaya haciendo en la vía va a suponer una mejora”. “No es una obra de todo o nada, no es una obra nueva, es progresiva, por lo que se van a ir implementando las mejoras de la manera más rápida posible”, ha explicado. Al hilo de esto, ha indicado que las variantes del tramo “son la que van a llevar más tiempo” dada la tramitación que precisan y también “más dinero” ya que suponen “un suplemento de unos 300 millones de euros sobre el presupuesto inicialmente previsto.

El tramo ferroviario Granada-Almería forma parte del Corredor Mediterráneo de la red transeuropea de transportes (TEN-t) y, como tal, pertenece a la Red Básica ferroviaria para el transporte de viajeros y mercancías. Las actuaciones previstas contemplan la mejora de la configuración funcional de toda la línea, para canalizar los tráficos previstos para 2050, incorporando los estándares requeridos para una adecuada explotación ferroviaria. De esta manera, se dará continuidad en este tramo andaluz a la estrategia para todo el Corredor Mediterráneo.

Como solución base para la línea, se cambiará el ancho ibérico actual al ancho estándar europeo (1.435 milímetros), se ampliarán los gálibos en los 20 túneles para que sea interoperable, se suprimirán los 54 los pasos a nivel existentes, se electrificará a 25 kV, se implantarán apartaderos con longitud útil de 750 metros para optimizar los cruces de trenes y se equipará con modernos sistemas de señalización y comunicaciones, como es el estándar europeo ERTMS nivel 2. En este análisis también se contemplan mejoras puntuales de trazado para optimizar el cuadro de velocidades máximas de la línea. El conjunto de inversiones previstas para los próximos años supera los 615 millones de euros.

Como un paso más ambicioso, se añade el planteamiento de diversas variantes de trazado sobre la línea actual, en los tramos Iznalloz-Moreda; Moreda-Huélago; Huélago-Benalúa; y Fiñana-Gérgal, que permitirán una rebaja adicional en los tiempos de viaje. Este escenario representa un coste añadido de 307 millones de euros. El estudio realizado también analiza y confirma la compatibilidad de la infraestructura con la posible reapertura del servicio de transporte por ferrocarril de mercancías de las minas de Alquife (Almería).

Las soluciones analizadas en el estudio funcional del tramo Almería-Granada permiten aspirar a unos tiempos de viaje entre ambas ciudades próximos a la hora y media, en concreto una hora y 36 minutos con variantes y una hora y 56 minutos variantes, “mejorando sustancialmente los tiempos actuales que aproximadamente se sitúa en dos horas y 25 minutos. Lo que es más importante, según Flores, es que ofrece una alternativa por ferrocarril muy competitiva frente a la carretera con dos horas en autobús y una hora y 45 minutos en vehículo privado.

Una vez entren en servicio todas las actuaciones previstas en el tramo Almería-Granada, las futuras variantes de Loja y de Moreda en el tramo Granada-Antequera (Málaga) y el baipás de Alomodóvar del Río (Córdoba), la relación directa entre Almería y Sevilla permitirá unos tiempos de viaje por ferrocarril por debajo de las tres horas y media con una estimación de tres horas y 24 minutos sin paradas intermedias, muy inferiores a los que permite la carretera actualmente. El estudio funcional se ha presentado en una primera reunión, que ha contado con la asistencia de la alcaldesa en funciones de Almería, María Vázquez; el delegado de Deportes y Juventud de la Diputación de Almería, José Antonio García Alcaina; del subdelegado del Gobierno en funciones, Juan Ramón Fernández-Imbernón; y de la delegada territorial de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta en Almería, Eloisa Cabrera.

Posteriormente, los resultados han sido presentados a representantes institucionales, empresariales, sindicales y de la sociedad civil. A continuación, los representantes de Mitma y Adif se han desplazado en ferrocarril hasta Granada, para tener una nueva reunión a primera hora de la tarde con representantes de la Diputación y el Ayuntamiento de la capital y de la Mesa del Ferrocarril.

La Junta pide más ambición

La delegada de Infraestructuras, Fomento y Ordenación del Territorio en funciones, Eloísa Cabrera, ha agradecido que hayan contado con la Junta de Andalucía para la presentación del estudio funcional, pero ha echado en falta más concreción. Cabrera asegura que “le falta la ambición que Almería necesita. Somos una tierra con un gran déficit en comunicaciones y pensamos que este estudio viene a remarcar esa falta de ambición, tanto en los plazos como en el tiempo”. La delegada pide “que se expliquen los tiempos de ejecución en los que se está moviendo el estudio, porque la mejora de las comunicaciones es una demanda histórica de la provincia”.

Se trata de una actuación que por su gran volumen hay que realizarla por fases, motivo por el que desde la Delegación de Fomento creen que “lo lógico sería incluir todos los tramos con potenciales mejoras”. Sin embargo, en este documento previo se deja fuera el tramo que aportaría la mayor mejora de tiempo que es el de Gérgal-Santa Fe, debido a que tiene un peor trazado y su coste sería muy elevado.

La responsable de Fomento de la Junta de Andalucía en la provincia cree que “los proyectos hay que planificarlos con más ambición, algo de lo que carece este estudio”. Además, Eloísa ha recordado “que están abiertos todos los marcos europeos de financiación y que en la elaboración de este tramo deberían de ser todo lo ávidos que la provincia necesite, porque eso repercutirá tanto en el tejido productivo como en el sector turístico y en definitiva en la mejora de nuestra tierra”.