Por qué se llama “arbonaida” la bandera de Andalucía y otras trece curiosidades

El 4 de Diciembre se celebra oficialmente por primera vez el día de de la enseña “más antigua de Europa”

La Torre del Oro, con la bandera de Andalucía
La Torre del Oro, con la bandera de Andalucía FOTO: La Razón Kiko Hurtado

La bandera de Andalucía es una de las más reconocibles de España. Se compone de tres franjas: verde, blanca y verde, todas del mismo ancho. Se la conoce como “la blanca y verde” -denominación a la que ayudó una canción del granadino Carlos Cano- pero también como “arbonaida”, que significa lo mismo en una antigua lengua romance andalusí denominada aljamía. La primera Mezquita de Al-Ándalus fue la de Algeciras y se denominó “las arbonaidas”, por las diversas banderas de los pueblos de la península.

Éstas son algunas otras curiosidades históricas de la bandera andaluza, cuyo día se celebra oficialmente el 4 de diciembre.

1. La bandera institucional de Andalucía se diferencia de la nacionalista en que la primera lleva el escudo de hércules y la segunda una estrella roja de cinco puntas en alusión a la lucha obrera. La enseña extendida y reconocible es la institucional. Sus colores representan la pureza y la esperanza.

2. La bandera de Andalucía tal como se conoce fue adoptada por la Junta Liberalista en la Asamblea de Ronda en 1918. Desde 1982 es la bandera oficial de Andalucía.

En el estudio “Los símbolos en el Andalucismo Histórico, Trayectoria de nuestra bandera, escudo e himno” del historiador Jesús P. Vergara Varela se señala que “está comúnmente admitido que fue en la Asamblea Regionalista de Ronda de enero de 1918 el lugar en el que vieron la luz la bandera y el escudo de Andalucía. Fueron precisamente algunos andalucistas históricos, como el propio Blas Infante, quienes atribuyen a la cita rondeña su aprobación, aunque lo cierto es que aún no contamos con las actas que supuestamente habrían de levantarse en dicho evento. Por su parte, el himno de Andalucía nació en 1933 durante la Segunda República, tal como recogió en una publicación la Junta Liberalista de Andalucía, heredera de los Centros Andaluces. Sea como fuere, lo que sí es innegable es que los símbolos andaluces cuentan hoy con la oficialidad, el recorrido histórico y el reconocimiento popular más que suficientes como para no dudar de su innegable legitimidad, hasta el punto de que alrededor de medio centenar de municipios les han hecho referencia a la hora de elaborar los suyos propios”.

Momento del izado de la bandera y la interpretación del himno de Andalucía en el Parlamento andaluz con motivo del Día de Andalucía. EFE/Raúl Caro
Momento del izado de la bandera y la interpretación del himno de Andalucía en el Parlamento andaluz con motivo del Día de Andalucía. EFE/Raúl Caro FOTO: Raul Caro EFE

3. El autor de la bandera fue Blas Infante, considerado el padre de la patria andaluza en el propio Estatuto. Infante, un notario de Coria del Río al que mandó fusilar Queipo de Llano, aludió para elegir los colores al estandarte de la dinastía andalusí de los Omeyas, que era verde; y el blanco provendría del perdón entre el pueblo almohade. Popularmente, el verde representa la esperanza y el blanco, la paz.

4. “El significado de estos colores contó desde el principio con dos acepciones diferentes; por un lado, la más poética de las casas blancas de los pueblos andaluces sobre los campos verdes, y por otro la de los colores más representativos de la dinastía Omeya, período de mayor esplendor del territorio andaluz para los andalucistas históricos. Unos colores que además aparecen combinados en estandartes como el de Colls (s. XI), el que ondeó en la Giralda de Sevilla tras la victoria de la Batalla de Alarcos (1195), en los incautados a Boabdil en la Batalla de Lucena (1483) —aparecidos en el escudo del II Conde de Cabra—, los de los barcos de los “Viajes Andaluces” de Colón (1499-1502) —aparecidos en el lienzo Virgen de los Mareantes (1531-1536) de Alejo Fernández (véase pag. 26), y vueltos a utilizar durante la Exposición Iberoamericana de Sevilla (1929) y que Juan Álvarez Ossorio insinúa que los andalucistas identificaron como representativos de Andalucía—, el enarbolado por el IX Duque de Medina Sidonia y el morisco Tahir al Hor en su historiográficamente controvertido complot (1642), o las banderas supuestamente utilizadas según cierta historiografía durante las revoluciones llamadas Gloriosa (1868) y Septembrina (1873) —en las que al verde y al blanco se les suma el negro y el rojo—; aunque parte de esta continuidad cromática responde más a construcciones historiográficas posteriores que a la tenida en cuenta por el propio Andalucismo Histórico”, se recoge en “Los símbolos en el Andalucismo Histórico, Trayectoria de nuestra bandera, escudo e himno” del historiador Jesús P. Vergara Varela.

5. El escudo de Andalucía se sitúa en el centro de la bandera y representa a Hércules sujetando a dos leones entre columnas y sobre la leyenda “Andalucía por sí, para España y para la Humanidad”. Las dos columnas, que simbolizan el Estrecho de Gibraltar según la leyenda, conforman un arco de medio punto con el lema en latín “Dominator Hercules Fundator”. La versión definitiva del escudo nace de la mano del ilustrador coriano Andrés Martínez de León, con seguridad antes de 1925, por la rúbrica usada en la plancha original que aún se conserva

6. ¿Por qué Hércules? La figura de Heracles se relaciona mitológicamente con Andalucía. Cuenta la leyenda que Hércules viajó la isla de Eritea, ahora entre Cádiz y San Fernando, y que para recordar ese “trabajo” se levantaron las dos columnas con su nombre y que separan África y Europa, los límites del mundo conocido hasta entonces.

7. ¿Cuál es la versión más antigua que se conserva?

“Tres años antes de la Asamblea de Ronda Blas Infante escribe en Ideal Andaluz: “Hay que volver a levantar un templo al Hércules Heleno, al divino héroe creador de la leyenda hesiódica, hijo de la fortaleza, de lo infatigable y de la consciencia del poder. Por esto, si yo pudiese elegir un escudo para Andalucía, señalaría sin vacilar el de la gloriosa Cádiz, con su divisa elocuente: ‘Dominator Hercules Fundator’…”. Y un año después de la misma, en la revista Andalucía: “Se votó para Andalucía (…) como escudo de nuestra nacionalidad el escudo de la gloriosa Cádiz, con el Hércules ante las columnas, sujetando los dos leones; sobre las figuras, la inscripción latina, en orla: ‘Dominator Hercules Fundator’. A los pies de Hércules, esta leyenda que resume la aportación del Hércules andaluz a la superación mundial de las fuerzas de la Vida: ‘Betica-Andalus’. Este escudo deberá ser orlado por el lema del Centro Andaluz: ‘Andalucía para sí, para España y la Humanidad’, por haber sido el Centro Andaluz la Institución que ha venido a desenterrar en la Historia los valores espirituales andaluces en lo Pasado”. La más antigua de las versiones, y de la que sí tenemos constancia fotográfica, es la que presidió la cita rondeña, conservada hoy en El Museo de la Autonomía de Andalucía ubicado entre las localidades sevillanas de Coria y Puebla del Río, en el que se encuentra la Casa que Blas Infante construyó entre 1931-1933 y en la que fue detenido en agosto de 1936. Ésta cuenta con varias particularidades: el Hércules y los leones —símbolo de la inteligencia dominando la fuerza de la naturaleza— se muestran dentro de una cuartela con las figuras a la manera de la heráldica gaditana, y la filacteria o banda inferior muestra, además de dos únicas franjas horizontales en lugar de las tres de la bandera, una primera versión del lema, con “Andalucía PARA sí”, en lugar del “POR sí”. Un lema que más adelante algunas agrupaciones regionalistas y liberalistas volverán a modificar sustituyendo el “para España” por un “para Iberia”. En las publicaciones regionalistas podemos ir encontrando numerosas versiones, unas más libres que otras. La definitiva nace de la mano del ilustrador coriano Andrés Martínez de León, casi con toda seguridad antes de 1925 por la rúbrica usada en la plancha original aún conservada. Y la primera vez que se edita oficialmente es en el cartel “Raza brava”, obra del pintor gaditano Francisco Hohenleiter Castro, ateneísta y por entonces cercano a los círculos regionalistas, que resulta ganador del concurso de carteles anunciadores de las fiestas primaverales de Sevilla organizado por su Ayuntamiento en 1934, de mayoría del Partido Republicano Radical, de entre cuyos militantes se cuentan muchos regionalistas, y siendo presidente de la Diputación Hermenegildo Casas, principal impulsor del proceso estatutario en la provincia. Como anécdota, la Comisión Organizadora de la Asamblea Regional Andaluza celebrada en Córdoba en 1933, y cuyo cometido principalmente es echar a andar el proceso estatutario, regala un álbum conmemorativo al Círculo de la Amistad de dicha ciudad en cuya portada no aparece el escudo del Hércules y los leones, sino una composición de los ocho escudos provinciales, orlada por una rama de alcornoque y otra de olivo, sostenida por las alegorías de la Ciencia y del Trabajo, y coronada por la corona mural republicana. En su parte superior aparece la leyenda “Asamblea Regional Andaluza”, por lo que podría tratarse quizá de una composición meramente decorativa más que de una propuesta firme de escudo, ya que es la única vez que aparece en la historia del Andalucismo Histórico”, se apunta “Los símbolos en el Andalucismo Histórico, Trayectoria de nuestra bandera, escudo e himno” del historiador Jesús P. Vergara Varela.

Blas Infante con sus hijos.
Blas Infante con sus hijos. FOTO: La Razón Archivo Familia Blas Infante

8. La bandera de Andalucía ondeó por primera vez en una institución oficial el 6 de noviembre de 1932 en un balcón del Ayuntamiento de Aracena, en Huelva. En el Ayuntamiento de Sevilla también ondeó antes del golpe de Estado de 1936. Después de la Guerra Civil fue prohibida hasta que fue rescatada en 1977. “No será hasta la proclamación de la Segunda República cuando la bandera no salga con claridad de los círculos regionalistas, pues la Comisión Organizadora de la Asamblea Regional, encargada de la elaboración de un proyecto de Estatuto de Autonomía, llevará a cabo una extensa labor de promoción tanto de sus actividades como de los símbolos andaluces, organizando izadas de la bandera en diputaciones provinciales y ayuntamientos, siendo de ellos los primeros Aracena (Huelva) y Cazalla de la Sierra (Sevilla) en la jornada del 6 de noviembre de 1932, ligada en esta última a un reparto de tierras entre los campesinos locales, uno de los pilares fundamentales del ideario andalucista. Esta incipiente popularidad de la bandera también provoca la aparición en la prensa de más de una docena de propuestas vexilológicas alternativas, tanto de sectores afines como detractores de la autonomía. Propuestas que incluyen la inclusión de colores como el azul, el amarillo o el rojo, de figuras heráldicas como el sol, o incluso abogando directamente por su sustitución por el pendón de Fernando III el Santo; aunque bien es cierto que la mayoría de ellas tan sólo responden a cuestiones particulares de los autores firmantes de los correspondientes artículos más que a proyectos políticos tangibles”, señala el historiador Jesús P. Vergara Varela en la publicación del Centro de Estudios Andaluces.

La primera imagen que existe de la bandera original de Andalucía creada por Blas Infante, portada por su nieto Alejandro Delmás Infante
La primera imagen que existe de la bandera original de Andalucía creada por Blas Infante, portada por su nieto Alejandro Delmás Infante FOTO: La Razón Archivo Familia Blas Infante

9. Procedencia: los primeros vestigios datan de 1051, en la taifa de Almería de Al Mutasim pero con más probabilidad procede del Califato de Córdoba en el siglo X, entonces con otras representaciones en la enseña como las águilas de sable. Es probable también que Blas Infante se inspirara en la bandera que en 1810 ondearon las mujeres de la Comuna de Casares contra los invasores franceses, que es donde nació el padre de la patria andaluza.

10. RGB y Pantone.

El verde omeya equivale en RGB: Verde Omeya/Botella= 00-80-00 y en Pantone: 356.

11. El parecido del escudo con el de Cádiz. ¿Por qué el escudo de Andalucía es tan parecido al de Cádiz?

Blas Infante se basó en el escudo de Cádiz. Así, en ambos aparece Hércules sujetando a dos leones entre columnas. En los documentos de la Junta de Andalucía se usa un escudo simplificado, que fue aprobado en 1984. En el mismo, la bandera como arco de medio punto se expande en forma de ondas y Hércules forma un triángulo apuntando al norte a modo de brújula.

12. La bandera más antigua de Europa

En el estudio “Los símbolos en el Andalucismo Histórico, Trayectoria de nuestra bandera, escudo e himno” del historiador Jesús P. Vergara Varela se señala que “los andalucistas históricos fijaron para Andalucía como bandera la mencionada en la que parece ser la referencia más antigua a una bandera que hay en el actual territorio andaluz, y por tanto la que éstos consideraron como la bandera atestiguada más antigua de Europa, como es la descrita en los ya archiconocidos versos de Abú Asbag Ibn Arqam, poeta al servicio del rey taifa de Almería Al Mutasim, fechados en 1051 y popularizados por Henri Peres en su obra La poésie en arabe classique au XI siècle (1937): “Una verde bandera que se ha hecho de la aurora blanca un cinturón, despliega sobre ti un ala de delicia, que ella te asegure la felicidad al concederte un espíritu triunfante””.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, (d) y el expresidente del Partido Andalucista, Alejandro Rojas Marcos, (i) durante la presentación del libro "Historia del Partido Andalucista" en la Casa Museo de Blas Infante. Joaquín Corchero / Europa Press
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, (d) y el expresidente del Partido Andalucista, Alejandro Rojas Marcos, (i) durante la presentación del libro "Historia del Partido Andalucista" en la Casa Museo de Blas Infante. Joaquín Corchero / Europa Press FOTO: Joaquin Corchero Europa Press

13. ¿Por qué se celebra el Día de la Bandera de Andalucía el 4 de Diciembre? Históricamente, se tomó el 28F, el día que se celebró el referéndum por el que Andalucía consiguió la autonomía plena como las nacionalidades históricas pero los andalucistas siempre defendieron el 4 de Diciembre como el germen del proceso, ya que fue el día en que los andaluces se echaron masivamente a la calle. El andalucista Alejandro Rojas Marcos ya celebraba el Día de la Bandera el 4D como alcalde de Sevilla. En un reciente encuentro con el presidente de la Junta, Juanma Moreno, le pidió que considerase esta efeméride, al ser una fecha de celebración y alegría en tanto el 28F se logró la autonomía pero oficialmente se perdió un referéndum a todas luces imposible de ganar. Moreno se comprometió a estudiarlo y en el Pleno del Parlamento de Andalucía anunció la oficialidad del día conmemorativo aunque no festivo.