Andalucía

La Fiscalía archiva la denuncia por la desecación de Las Salinas al no apreciar falta de actuación

El Ministerio Público considera que se buscaron soluciones para un “problema complejo” que precisaba tanto de maquinaria como de mano de obra muy específica

Situación actual del humedal protegido de Las Salinas de Cabo de Gata, en Almería. AMIGOS DEL PARQUE
Situación actual del humedal protegido de Las Salinas de Cabo de Gata, en Almería. AMIGOS DEL PARQUE FOTO: AMIGOS DEL PARQUE AMIGOS DEL PARQUE

La Fiscalía de Almería ha archivado la denuncia interpuesta por la asociación conservacionista ‘Amigos del Parque’ contra la Junta de Andalucía y a la empresa Unión Salinera ante la desecación del humedal protegido de las Salinas de Cabo de Gata (Almería) al no apreciar que se produjera una dejación de funciones ni falta de actuación por parte de ambas entidades al tratar de resolver la obstrucción del canal que abastece de agua del mar la zona para conseguir su recuperación.

Fuentes judiciales han indicado a Europa Press que de los informes solicitados para aclarar las actuaciones que se siguieron desde que se produjo el incidente no se han hallado indicios de ilícitos penales, toda vez que tanto desde la Administración andaluza como desde la mercantil se buscaron soluciones para un “problema complejo” que precisaba tanto de maquinaria como de mano de obra muy específica.

En este sentido, se ha rechazado que se produjera “inacción” por parte de las entidades que, desde el pasado 1 de agosto, trabajan para tratar de recuperar el humedal a través de las obras encargadas por la empresa que explota comercialmente este espacio a fin de que el agua del mar vuelva a su imagen original tras más de tres meses secas.

El consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Ramón Fernández-Pacheco, aseguró el pasado lunes que el calendario para conseguir restablecer la entrada de agua de mar en el humedal se está “cumpliendo” por parte de Unión Salinera, por lo que confiaba en que a lo largo del mes de octubre vuelva a su estado previo al incidente.

De otro lado, y ante la estimación del colectivo conservacionista de que pudiera haberse producido afecciones a la flora y fauna de la zona, la Fiscalía rechaza en base las averiguaciones realizadas que se hayan producido daños medioambientales dado que la avifauna propia del espacio se ha podido servir de otros humedales durante este periodo de tiempo.

La Junta anunció el 20 de julio que Unión Salinera SL se había “comprometido” a iniciar el 1 de agosto la obra con la que, finalmente, se aborda la reparación de la galería obstruida después de que se descartase la elaboración de un sondeo propuesta por los técnicos de la Administración autonómica para la posterior impulsión por bombeo del agua hasta las charcas.

Según informó, la complejidad de los trabajos a ejecutar ha obligado a “localizar y contratar” los servicios de una empresa “capacitada” para resolver el problema originado por la acumulación de material a lo largo de 400 metros de galería y a consecuencias de las intensas lluvias que se registraron en la zona en primavera.

Los técnicos de la Consejería apuntaron, asimismo, que “afortunadamente, las biodiversidad no se ha visto excesivamente mermada gracias a la estrategia de adaptación de las especies que allí habitan”. El “problema técnico” se comunicó oficialmente, según la Junta, el 7 de junio.

Desde la asociación ecologista ‘Amigos del Parque’ se presentó también una queja ante la Comisión Europea (CE) a causa del proceso de desecación del humedal protegido, ya que considera que la situación supone una “vulneración” de la directiva comunitaria de conservación de hábitat naturales y de la flora y la fauna silvestres.