Andalucía

Sevilla declarará la alerta por sequía en otoño si sigue sin llover

No habría restricciones pero sí penalizaciones por exceso de consumo. Los ciudadanos siguen ahorrando, pero aún gastan 112,5 litros diarios de agua y el objetivo está en 90

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, este miércoles en el acto con Emasesa
El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, este miércoles en el acto con Emasesa FOTO: Ayuntamiento de Sevilla

La empresa municipal de agua de Sevilla (Emasesa) declarará en septiembre la alerta por sequía si persiste la ausencia de lluvias. Esa decisión no implicaría restricciones de agua pero sí una intensificación del ahorro hasta un 5%, penalizaciones por los excesos y activación de iniciativas de intercambio de agua.

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, ha analizado este miércoles con Emasesa la evolución del ahorro de agua desde que en marzo pasado se lanzara la campaña Objetivo 90 con motivo de la situación de prealerta por sequía en la cuenca que suministra a la capital y a una gran parte de su área metropolitana. Desde entonces, la reducción del consumo de agua ha sido del 3% al pasar de 116 a 112,5 litros de consumo medio diario por habitante, por encima del 2% que fija la empresa pública en su Plan de Emergencias ante Situaciones de Sequía para casos de prealerta, como ocurre ahora.

El alcalde ha señalado que la situación es preocupante y ha hecho un llamamiento a persistir en un mayor ahorro de agua para alcanzar la meta de los 90 litros por día que Emasesa se había planteado a medio plazo para el caso de declararse la alerta por sequía. Según Muñoz, “el ambicioso objetivo de 90 litros de consumo medio diario por habitante debería ser permanente con independencia de la sequía actual”.

Los embalses de Emasesa se encontraban el 9 de agosto al 46% de su capacidad, con 296 hectómetros cúbicos de agua.

“Si la falta de lluvias persiste, en otoño se declararía el estado de alerta para intensificar el ahorro, penalizar los excesos y diversificar las fuentes de procedencia del agua”, ha advertido el alcalde. “Aunque hoy en día el de la sequía es un problema generalizado en España, debemos concienciarnos sobre la especial vulnerabilidad de Sevilla ante las consecuencias del cambio”, ha añadido.

En este año hidrológico, que arrancó el 1 de octubre y finalizará el próximo 30 de septiembre, las aportaciones de agua a los embalses han sido de sólo 57 hm³. Es el segundo peor registro de la última década. Si se suman a los 115 hm³ del año 2020-2021 y los 175 hm³ del periodo 2019-2020, la conclusión es que en el acumulado de los tres últimos años el sistema ha recibido las mismas aportaciones de agua que durante la sequía del periodo 1991-1995.

Emasesa, que atiende a los más de 680.000 habitantes censados en Sevilla capital, puso en marcha hace unos meses la campaña de concienciación para el consumidor en general y firmó en junio un convenio con una docena de grandes empresas y entidades sociales y económicas para promover entre sus miembros los mensajes de ahorro de agua.

Además, ha acometido inversiones en mejoras como la reducción de fugas, la búsqueda de nuevas fuentes de agua, programas de control de calidad y un plan de transformación digital de 14 millones. “Hacen que cada vez estemos mejor preparados para afrontar una prolongada sequía”, aunque es una “situación preocupante, que requiere de un esfuerzo por parte de todos y todas durante los próximos meses”, ha remarcado el alcalde.