El Corredor Atlántico gana enteros para liderar el tráfico de mercancías hacia Europa

El paso de trenes de carga por León y Pajares supera la treintena cada día mientras que el tramo Castellón-Tarragona del Arco Mediterráneo apenas suma doce

Nieve en la estación de tren de Busdongo (León)
Nieve en la estación de tren de Busdongo (León)Carlos S. Campillo (nombre del dueño)Ical

La «guerra» que mantienen las localidades y provincias del arco mediterráneo y del Corredor Atlántico, entre las que se encuentra León, por convertirse en el eje principal del tráfico de mercancías en España hacia Europa se está decantando por este último según los datos que se disponen de circulaciones por el nudo que comunica Asturias y León del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF).

Prueba de ello son los 33 servicios de este tipo que atraviesan a diario el Puerto de Pajares, frente a los doce de viajeros, cuando entre Castellón y Tarragona se contabilizan 55 comerciales y doce de carga, informa Ical.

A tenor de estas cifras, frente a la pujanza del arco Mediterráneo que incorpora a mayor población y zonas con más dinamismo económico, la vertiente atlántica está consiguiendo posicionarse en cabeza en cuanto al tráfico ferroviario, al menos en esta comparación bascular.

Algo que podría consolidarse en no mucho tiempo cuando abra al tráfico la Variante de Pajares, una vez se terminen de resolver los problemas técnicos surgidos en esta descomunal obra, que incluye la apertura de dos túneles gemelos de este paso subterráneo bajo la Cordillera Cantábrica. Una infraestructura que ha retado a la ingeniería civil, y que está llamada a dar el impulso definitivo al tráfico de mercancías entre Castilla y León y los puertos del Principado.

Adif también trabaja en la mejora del corredor ferroviario de 420 kilómetros entre León, Monforte de Lemos, en Lugo, y Vigo. Y espera que en el futuro, una vez esté en servicio el acceso en Alta Velocidad entre Palencia y Cantabria, dedicar la actual vía para las mercancías.

De esta forma, el paso ferroviario de productos entre la meseta y el muelle santanderino podrá crecer al contar con un trazado prácticamente libre de servicios comerciales. Para ello, ya se están reformando algunos apeaderos, para que tengan la longitud y características adecuadas.

También el gestor de infraestructuras ferroviarias subraya el cambio que supondrá para el Eje Atlántico la electrificación del tramo de vía convencional entre Salamanca y Fuentes de Oñoro, así como los trabajos para contar con la ‘Y’ vasca, diseñada para tráfico mixto.

Una oportunidad que hay que aprovechar

Para el Gobierno autonómico, el Corredor Atlántico es una oportunidad para generar rentabilidad económica, empleo y prosperidad en Castilla y León. La Comunidad, además, cuenta con dos elementos para aprovechar el potencial que se abre con el Corredor, como es su ubicación geográfica y la importancia del transporte de mercancías, que sostiene 95.000 empleos en Castilla y León. Por todo ello, Junta y agentes económicos y sociales ya han pedido al Gobierno de España que tenga en cuenta estas cuestiones cuando el elabore plan estratégico y director del Corredor, que debe vertebrar el noroeste a través de León o el municipio de Torneros además de contar con los enclaves de Salamanca y Ávila.