Remiten los problemas por inundaciones, que se centran en el Pisuerga por Valladolid

Las crecidas de los ríos obligan en la jornada del domingo a cerrar cinco carreteras y las fuertes rachas de viento derriban en León el árbol monumental conocido como Xardón del Peruchín

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente observa la crecida del Pisuerga a su paso por la capital
El alcalde de Valladolid, Óscar Puente observa la crecida del Pisuerga a su paso por la capitalIcal

Los problemas por el temporal de lluvia y viento de las últimas 48 horas remitieron en Castilla y León en las últimas horas. Principalmente sucedió con las inundaciones, que se centraron en el Pisuerga, en Valladolid, que registró durante la tarde de ayer su pico máximo con unos 1.250 metros cúbicos por segundo. Aguas arriba, en los cauces de cabecea, la situación conllevó una mejor tendencia que será mejor aún en lo próximos días.

Aspecto que presentaba el puente de Simancas
Aspecto que presentaba el puente de Simancasmir_icalIcal

Durante la jornada dominical, cinco carreteras permanecieron cortadas por la agresividad de ciertos ríos en la Comunidad.

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) apuntó a que la segunda crecida esperada para mañana martes en la ciudad de Valladolid no será finalmente de tanta intensidad, según los modelos de Aemet y del propio organismo de cuenta. Y se augura que toda la crecida llegue hoy a Toro, a mediodía, donde podrían registrarse problemas, con más de mil metros cúbicos por segundo. La presidenta de la CHD, Cristina Danés, aseguró que están pendientes de la situación del Duero, que «tendrá que absorber todo este caudal», y que lo hará a partir de mañana.

Inundaciones al paso del río por el municipio de Santovenia
Inundaciones al paso del río por el municipio de Santoveniamir_icalIcal

Fueron 16 los puntos que se encontraron en alarma y 27 en alerta. En la primera categoría, la más amenazante, así ocurría en el Arlanza, en un punto de Burgos, en Peral de Arlanza, y en otro en Palencia, en Quintana del Puente. En esta provincia también mantuvo la alarma el Carrión, en Villoldo y Palencia capital; y también el Pisuerga, en Salinas de Pisuerga. El mismo río, en Valladolid capital y Cabezón de Pisuerga, dos puntos donde se concentraban por la tarde el principal riesgo, ya que el agua ha invadido espacios de tierra y cauce.

Además, las fuertes rachas de viento registradas en las últimas horas en la comarca del Bierzo provocaron la caída de la gigantesca encina conocida como el Xardón del Peruchín, un árbol monumental de más de 500 años de edad, incluido en el Catálogo de Especímenes Vegetales de Singular Relevancia de Castilla y León, situado en la localidad de Otero. Aquejada de diversos problemas en los últimos años, la encina se partió en la noche y su copa cayó sobre el muro del cementerio anexo.

También la caída de árboles sobre la calzada provocó el corte al tráfico entre las localidades zamoranas de Fresno de la Polvorosa y Pobladura del Valle.