Detenidas 47 personas en León, Salamanca, Valladolid y otras 12 provincias por la venta de medicamentos sin control

Estos productos, una vez manipulados, eran destinados a su venta en locales -gimnasios, herbolarios o sex shops- y a través de Internet

Detenidas 47 personas en 15 provincias por importar desde Malasia fármacos que atentaban contra la salud pública
Detenidas 47 personas en 15 provincias españolas por importar fármacos desde Malasia que atentaban a la salud pública POLICÍA NACIONAL, GUARDIA CIVIL 25/02/2020 POLICÍA NACIONAL, GUARDIA CIVIL

El Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y Agencia Tributaria llevaron a cabo conjuntamente la primera fase de una importante operación contra el tráfico ilegal de medicamentos, en la que fueron detenidas 47 personas, todas de nacionalidad española excepto un portugués, en provincias como León, Salamanca, Valladolid, Madrid, Alicante, Gerona, Barcelona, Tarragona, Valencia, Almería, Jaén, Granada, Sevilla, Málaga y Canarias, a las que se les imputan delitos contra la salud pública, pertenencia a organización criminal, estafa, contrabando y blanqueo de capitales.

Según informó la Policía, el cabecilla de esta organización criminal fue detenido en Dubai (Emiratos Árabes Unidos), desde donde dirigía el mismo a la vez que se ocultaba con tres órdenes de detención internacionales en vigor por distintos delitos.

La investigación comenzó hace más de un año a raíz de la colaboración ciudadana mediante una denuncia anónima, a partir de la cual se comenzaron a seguir distintos envíos aduaneros procedentes de Malasia que pudiesen contener principios activos de medicamentos sin ser declarados como tales.

Esta organización criminal importaba fármacos en grandes cantidades desde Malasia, siempre declarados falsamente como complementos alimentarios y plantas naturales para sortear los controles aduaneros y comercializados posteriormente como vigorizantes 100 por 100 naturales. Tras diversos análisis se pudo comprobar que, en realidad, se trataba de potentes fármacos como el Tadalafilo y el Sildenafilo, vasodilatadores destinados al tratamiento de la disfunción eréctil. La ingesta de estos productos sin la supervisión médica, recordó la Policía, puede provocar infarto de miocardio, angina inestable, arritmia ventricular, palpitaciones, taquicardias, accidente cerebro vascular e incluso muerte súbita.

A la visa de los resultados de estos análisis, la Agencia Española del Medicamentos procedió a retirar del mercado determinados productos declarados como “naturales”, cuyo contenido no se correspondería con su composición, pudiendo ser altamente peligrosos para la salud de los consumidores.

Los cabecillas de esta organización, plenos conocedores de los efectos de estos productos debido a las quejas de clientes y a las continuas retiradas del mercado por parte de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, se limitaban a cambiar los nombres comerciales y los empaquetados de los mismos, continuando con su distribución y venta en una amplia red de establecimientos tipo herbolarios, sex shops, gimnasios y por Internet. Entre las marcas intervenidas se encuentran 150 presentaciones diferentes.