Igea ante la desescalada hostelera: “Sin ayudas y con menos de un tercio de ingresos, es la ruina”

El vicepresidente pide a Sánchez que prorrogue los ERTEs hasta que la situación se estabilice e insiste en que la higiene de manos y la distancia social son la clave y no tanto el aforo

Establecimientos de hostelería cerrados en León por el estado de alarma sanitaria
Establecimientos de hostelería cerrados en León por el estado de alarma sanitariaCAMPILLOIcal

El sector de la hostelería se ha puesto en pie de guerra ante el plan previsto por el Gobierno de España para su vuelta a la actividad. Pero especialmente ante el hecho de que les dejen ya poder abrir sus negocios desde el 11 de mayo, en la fase 1, pero solo para la apertura de terrazas con una limitación de la ocupación del 30 por ciento e impidiendo el consumo dentro del local o que a partir del 25 de mayo, ya en la fase 2 si todo va bien, se permitirá la apertura de restaurantes y bares pero sólo con servicio de mesa y no de barra, siempre y cuando haya medidas de separación e igualmente con una limitación de ocupación al 30 por ciento. “Es inviable”, ha sido la respuesta del sector en general en España, donde ya han anunciado que así no abrirán sus puertas y advierten del cierre de decenas de miles de negocios que ya no podrán volver a levantar la verja.

Preguntado por esta situación durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de los jueves, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, aseguraba que hay aspectos del plan previsto por Sánchez para este gremio que le parecen razonables, pero también otros que no lo son y que deberían de modificarse y llegar a un acuerdo. "Es “inviable que haya sectores que con una reducción al 30 por ciento de su actividad puedan obtener beneficios, y si tienen menos de un tercio de ingresos y, además, pierden todas las ayudas la situación sería ruinosa”, aseguraba Igea, quien en este tema se pone del lado de los hosteleros y pide al Gobierno de España que prorrogue los expedientes de regulación de empleo temporal (ERTEs) hasta que la actividad se normalice.

Por otro lado, insiste en que en el ámbito de las cafeterías y de la hostelería, la apuesta de Castilla y León pasa por exigir la higiene en el local y porque se mantenga y se respete la distancia social de dos metros aconsejada y no tanto por limitar el aforo como parece que defiende Sánchez y su equipo. "Creemos que la clave no está en limitar la actividad sino en que se cumplan las medidas de higiene y seguridad suficientes”, apuntaba.

Asimismo, Igea tiene claro que la actividad económic tiene que echar a andar pero advierte de que hay que hacerlo despacio, con prudencia y cautela “porque lo peor es correr y tropezar y tener que volver al principio, que sería desastroso”, advierte el también portavoz de la Junta, que no quiere volver a ver a pacientes entubados en UCIs colapsadas y por ello asegura que desde la Comunidad harán todo lo posible para que la actividad económica, en general, y la hostelería, en particular, arranque con seguridad. De hecho, recordaba que esta tarde van a colgar en la página web de Transparencia y Gobierno Abierto de la junta https://gobiernoabierto.jcyl.es/web/es/gobierno-abierto-castilla-leon.html una serie de recomendaciones y consejos a las empresas en materia de seguridad.