Fernández Mañueco anima a las universidades a aprovechar su capacidad de investigación y desarrollo científico y tecnológico para beneficiarse de fondos europeos

El presidente valora el esfuerzo de adaptación realizado por las instituciones académicas para iniciar el curso y pide a los estudiantes precaución dentro y fuera de los campus

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, inauguró el curso académico 2020-2021 de las universidades de la Comunidad, en un acto celebrado en el Paraninfo de la Universidad de Burgos, donde ha destacado que la Comunidad se encuentra en un momento decisivo para la gestación de proyectos que puedan aprovechar al máximo el Fondo de Recuperación Europeo.

El jefe del Ejecutivo autonómico, que previamente ha mantenido un encuentro con los rectores de la Comunidad, ha animado a las universidades de Castilla y León a hacer uso de su capacidad de investigación y de desarrollo científico y tecnológico, ya que estas instituciones tienen mucho que aportar en un escenario donde se valora la digitalización y la transición ecológica.

Es el momento de dar pasos agigantados, todos juntos, en la transferencia del conocimiento, de colaboración con empresas y seguir avanzando en proyectos que van a ser bien valorados con el prestigioso sello de nuestras universidades”, ha señalado.

Tras agradecer el ingente esfuerzo de adaptación a la situación generada por la pandemia que han realizado todos los campus, y que ha estado coordinado con las autoridades sanitarias y las administraciones educativas, el presidente de la Junta también ha realizado un llamamiento a los propios estudiantes, a los que ha pedido precaución dentro y fuera de las aulas, ya que la vida universitaria va más allá de los espacios lectivos y se produce en otros muchos ámbitos donde es necesario extremar el cuidado para aumentar la seguridad.

En relación al arranque del curso universitario, Fernández Mañueco ha destacado que las cifras de preinscripción de nuevos alumnos se sitúan en cerca de 26.000 admitidos, lo que supone un crecimiento del 9,3 por ciento respecto al curso anterior.

Entre las novedades de este curso, ha señalado el reforzamiento de las capacidades tecnológicas, que ha destacado como una de las señas de identidad de la Universidad de Burgos. Para este curso, el reto es reforzar la capacidad tecnológica de los campus virtuales que ofrecen soporte a la Comunidad Universitaria e intensificar la formación de los docentes en metodologías no presenciales. En concreto, a través de un programa de formación conjunto para las cuatro Universidades Públicas que ya ha comenzado en estos últimos meses.

En cuanto al compromiso de la Junta con la equidad en el acceso a los estudios universitarios, que se enmarca también dentro del Pacto para la Recuperación suscrito con las fuerzas políticas, y apoyado por las Universidades, el presidente del Ejecutivo autonómico ha asegurado que se continuará exigiendo una EBAU igual y única en todo el territorio nacional.

Ayudas COVID19

Fernández Mañueco también ha anunciado que en materia de becas, y con el objetivo de seguir por encima de la media nacional en esta materia, se va a adaptar el sistema propio de becas a los nuevos condicionantes, reforzando el apoyo a los estudiantes en situación de vulnerabilidad, a través de bolsas de ayudas específicas “COVID19” gestionadas por las Universidades.

En relación con las tasas, tras recordar que el curso pasado se procedió a reducirlas más de un 20 por ciento y que este curso se han congelado, tras cumplir el compromiso de que las primeras matrículas de grados se situaran por debajo de la media nacional, El presidente ha garantizado que la Junta estará pendiente de realizar cualquier modificación necesaria en el Decreto de precios públicos.

Además, la oferta de títulos para este curso se amplía en Castilla y León con nuevos grados, másteres y doctorados, como es el doctorado en Ciencias de la Salud que estrena la Universidad de Burgos, afianzando su apuesta estratégica por esta rama del saber. En este punto, Fernández Mañueco ha recordado la necesidad de acordar un nuevo Mapa de Titulaciones que deberá atender las necesidades inaplazables que ha puesto de relieve la pandemia, como es la de incorporar a los sistemas públicos de Castilla y León más personal sanitario, investigador y docente.

Recursos económicos suficientes

El presidente de la Junta se ha referido también a la necesidad de contar con recursos económicos suficientes para que las universidades puedan hacer frente a todos sus retos, para lo que se requiere también una actuación decidida del Estado. En concreto, ha recordado que hay que dar respuesta al problema de la reposición del profesorado, en el actual contexto de envejecimiento en las plantillas.

Asimismo, ha afirmado que la Junta de Castilla y León seguirá solicitando al Gobierno de España financiación específica para atender los numerosos gastos derivados de la COVID en el Sistema Universitario.

Por último, Fernández Mañueco ha señalado que otra de las necesidades que ha puesto de relieve esta pandemia es el refuerzo de la investigación. Así, ha recordado que durante el estado de alarma la Junta de Castilla y León ha puesto en marcha una convocatoria extraordinaria dotada con 2,4 millones de euros.

También se han dedicado importantes recursos para que cada vez más personas puedan construir su carrera investigadora en Castilla y León y en breve se publicará la resolución de las ayudas a proyectos de investigación, por un importe superior a los 20 millones de euros. Según ha destacado, esta actuación va a servir para incorporar en torno a 130 nuevos investigadores postdoctorales a laboratorios y facultades de la Comunidad.

Asimismo, se han podido incorporar 75 nuevos investigadores predoctorales, que comenzarán su contrato de cuatro años en el curso presente. Y en próximas semanas se incorporarán 120 técnicos de apoyo a la investigación.

Teniendo en cuenta que este incremento de los recursos para la Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) debe sostenerse en el tiempo, el presidente ha recordado que en esta legislatura se va a impulsar una nueva Ley de Ciencia, en la que las universidades tendrán un papel destacado.

De igual modo, ha insistido en que para paliar las consecuencias económicas de la pandemia es necesaria más colaboración entre el mundo académico y empresarial, reforzar el sistema de colaboración Universidad-empresa, así como el de promoción del emprendimiento.