Gemma Villarroel: «En Ciudadanos no hay un líder sino varios que ejercen como tal; es lo que nos diferencia del resto»

La nueva capitana del barco «naranja» en Castilla y León quiere forjar un equipo fuerte y unido en el que afiliados y cargos públicos tengan voz

Renovación. Frescura. Participación. Diálogo. Consenso. Y, sobre todo, trabajo en equipo. Estos son algunos de los valores que la nueva coordinadora autonómica de Ciudadanos en Castilla y León, Gemma Villarroel (León, 1980), lleva en su ADN, defiende a capa y espada y pretende también que sean su sello al frente de la formación «naranja» en la Comunidad.

«Son los valores en los que creo y que quiero hacer llegar tanto a los que me acompañan en esta aventura como a la sociedad. Si no lo consigo no estaré haciendo bien mi trabajo», asegura a LA RAZÓN la nueva «lideresa» de Ciudadanos en la Región, quien ya trabaja en su prioridad a corto plazo: consolidar la estructura de la organización y forjar un equipo fuerte y unido, también pragmático, que esté formado por profesionales y con ideas renovadas frescas y actuales, «que cambien las décadas de retraso que llevamos a nivel político», apunta durante la entrevista que concede a este periódico.

Esta joven, inquieta y comprometida leonesa acaba de aterrizar en esta «ilusionante» responsabilidad aupada y avalada por Inés Arrimadas, a quien apoyó en las Primarias que ganó hace unos meses al vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, para llevar las riendas de la formación naranja.

Y lo hace con muchas ganas y con la misma o más ilusión si cabe que con la que se lanzó a la arena política hace ya más de un lustro en su tierra, León, para intentar facilitar la vida a sus paisanos y cambiar la imagen «denostada» de los políticos. También lo hace con el desafío de devolver a los «naranjas» a la punta de lanza de la acción política en esta Región -que no descarta abanderar en las próximas elecciones «aunque es pronto y el futuro, ya se verá», dice-, así como de erradicar esa sensación de partido roto y desunido que se percibe desde fuera, que Villarroel rechaza.

Desarrolladora de software de profesión y corazón, y política por vocación, la nueva coordinadora autonómica huye de polémicas en torno a la figura de Igea, la cabeza más reconocible del partido en Castilla y León pese a que no forma parte de la dirección autonómica. Es más, reafirma su apoyo y el del partido que dirige hacia el vicepresidente, y le tiende la mano para trabajar juntos para seguir mejorando la calidad de vida y bienestar de los ciudadanos.

«Igea es un miembro más de Ciudadanos, además de un cargo público que está haciendo una gran labor en el Gobierno, y tiene todo nuestro respaldo para ejecutar las políticas que están acordadas con el PP», asegura Villarroel, mientras reafirma que este pacto de cien medidas para la gobernabilidad de Castilla y León firmado con los populares no peligra y cree que va por buen camino, a la vez que se muestra convencida de que contará con la ayuda de Igea, «porque así me lo ha trasladado él mismo, y le creo».

Por otro lado, rechaza que esta «bicefalia» que nunca ha funcionado históricamente en Castilla y León en el PP y en el PSOE, pueda ser un problema, y lo considera más bien una fortaleza. Algo que sustenta en que en Ciudadanos, dice, «no hay un solo líder sino varios» que ejercen como tal. «Es lo que nos diferencia de otros partidos. Nos pasa a nivel nacional con Inés Arrimadas, Edmundo Val o Melisa Rodríguez y en Castilla y León con Luis Fuentes, Igea y también yo ahora. Creo que es importante tener varias cabezas visibles que puedan dar voz a nuestro proyecto en una linea conjunta y común más que dejar en una única persona ese papel», afirma, segura de que cuantas más personas haya involucradas en el proyecto mejor será el mensaje que trasladarán.

«En Cs todos somos necesarios y todos los afiliados y cargos públicos tienen y tendrán voz», señala Villarroel, que reforzará también el trabajo conjunto con el Grupo Parlamentario para «solventar errores» que se puedan cometer en la acción del Ejecutivo autonómico, poner en valor las opiniones de las bases del partido y respaldar la labor de los consejeros de Ciudadanos en la Junta.

Igualdad territorial

Villarroel quiere también una Castilla y León fuerte y competitiva dentro de lo que es España. «Somos liberales», dice con orgullo, la vez que asegura tener claro que para conseguir esta fortaleza debe haber igualdad territorial y las mismas oportunidades para todos independientemente del lugar de residencia. «Esto es lo que defendemos a nivel nacional y que también queremos aplicar en Castilla y León fomentando las potencialidades de cada provincia y no obcecarnos en que tenga que de haber de todo en todos los sitios».

Sobre la pandemia que azota a nuestras vidas desde marzo, la dirigente «naranja» no esconde su preocupación por la situación actual, pero se muestra tranquila «porque estamos en las mejores manos», señala, referencia a los consejeros Verónica Casado e Igea. También comparte la apuesta por la salud de las personas en detrimento de la economía por la que ha apostado la Junta, ya que considera que para paliar el golpe económico de la pandemia «todas las administraciones deben echar el resto y dejar el discurso fácil e hipócrita de las competencias».

Así, pide a los ayuntamientos y a las diputaciones que arrimen más el hombro y aporten ayudas económicas a los sectores más afectados, como son el comercio o la hostelería, y dejen de esconderse en que no tienen competencias. Tampoco esconde Villarroel su inquietud por la «peligrosa» deriva que está tomando el Gobierno de Sánchez, al que pide que elija a Ciudadanos para acordar los Presupuestos del Estado. Una mano tendida que se está criticando desde una parte del país. «No nos gusta Sánchez ni sus políticas, pero los españoles están por encima de todo y queremos ser útiles en un escenario que es demoledor. Si no lo hacemos nosotros, quién lo hará?, se pregunta.