Los hoteles de Castilla y León, “ahogados” ante la falta de ayudas

Así lo asegura la Asociación de estos establecimientos, quienes indica que “ocho meses seguidos sin ingresos abocará a muchas empresas a tener que cerrar de forma definitiva”

La Asociación de Hoteles de Castilla y León aseguran que “están ahogados” ante la falta de ayudas. Así se lo trasladaron en una reunión al consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo; al de Cultura y Turismo, Javier Ortega; al viceconsejero de Economía y Competitividad, Carlos Martín Tobalina; y la directora general de Turismo, Estrella Torrecilla, en la que también les facilitaron “los crudos datos económicos que está padeciendo su sector”.

“La situación actual volverá a propiciar el cierre temporal de establecimientos en Castilla y León porque la oferta abierta es muy alta, si la comparamos con la de otras zonas”, asegura el presidente de la Asociación, Carlos Díaz.

Y es que, los hoteles de la Comunidad han perdido ya el 50 por ciento de su ocupación y, a finales de año, el porcentaje caerá hasta el 70 por ciento y “la ausencia de clientes provocará, indudablemente, la quiebra de empresas y el subsiguiente cierre de alojamientos”.

Asimismo, afirma que aunque “la renovación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el 31 de enero posibilitará que las empresas mantengan el empleo hasta entonces, el 50% de nuestros trabajadores siguen en el ERTE en Castilla y León” y la realidad es que la administración turística estatal es inexistente y, por lo tanto, todas competencias de turismo están desatendidas, en un momento en el que, además, sus presupuestos han sido minorados significativamente, lo que agrava la situación y sitúa a las Comunidades Autónomas como artífice directo de esta labor.

Carlos Díaz señala que “todas las políticas desarrolladas ante esta contingencia son muy globales para la hostelería y no se adecúan a nuestras empresas, razón por la que trabajamos para conseguir que se estructuren líneas de acción estratégicas para los alojamientos desde el gobierno regional”.

Esta estrategia tiene que pasar, necesariamente, por un plan de rescate que no solo incluya nuevas líneas de financiación con carencias más amplias, ya que no dejan de ser créditos que hay que devolver, sino también ayudas directas, que se articulen de manera que permitan subsistir tanto a los alojamientos que mantienen su actividad, como a aquéllos que están inactivos pero con unos elevados costes fijos.

La Asociación ha conseguido el compromiso de los representantes del gobierno regional para estudiar propuestas de financiación y ayudas directas, además de prever presupuesto para la promoción y comercialización de nuestro territorio cuando la situación lo permita.

Compromiso con el sector

Preguntado por este periódico durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno sobre si la Junta tiene en mente llevar a cabo un Plan de Rescate para el sector hotelero, el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, compartía su inquietud y preocupación al ser uno de los sectores más castigados por esta pandemia, pero reafirmaba el compromiso del Gobierno autonómico para con ellos.

Además, recordaba que se contemplan líneas y subvenciones en el plan de choque que se negocia con el Diálogo Social, así como la idea de facilitarles la ayuda más efectiva posible.