Los brotes se disparan y acercan a Castilla y León al confinamiento

La Comunidad suma 1.357 nuevos contagios y 19 fallecidos por covid, y de seguir a este ritmo creciente la tasa de incidencia será de más de 740 casos por cada cien mil habitantes en siete días

Toque de queda en Burgos
Toque de queda en BurgosSanti OteroEFE

La situación epidemiológica en Castilla y León sigue complicándose cada día que pasa. Al ritmo actual, el 15 de noviembre “los hospitales estarán colapsados”, advertía el Gobierno autonómico en el informe que remitía el pasado viernes al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad (TSJCyL) para avalar el toque de queda de diez de la noche y hasta las seis de la mañana que se decretó el sábado.

Pero los datos que se han conocido este martes, con 1.357 nuevos contagios, de los cuales 472 se han detectado en la provincia de Valladolid; con 625 brotes activos -39 más que hace un día- con 5.652 personas implicadas en alguno de ellos y en cuarentena -casi trescientas más que ayer-; y con 19 fallecidos más, uno de ellos en residencia y el resto en hospitales, no son nada halagüeños ni invitan al optimismo. La presión hospitalaria sigue aumentando, con 1.317 personas hospitalizadas en planta y 170 en unidades de críticos con una ocupación de pacientes covid en las UCI del 55 por ciento. La mayor presión asistencial se da en el Complejo Asistencial Universitario de Palencia, con 95 pacientes en planta, 16 en las UCI y un porcentaje de ocupación en las UCI del 114 por ciento. Sin embargo, el mayor número de enfermos en estas unidades de críticos se encuentra en los dos hospitales de Valladolid, que suman 28 en el Clínico Universitario y 17 en el Río Hortega.

Es más, los datos de este martes dirigen irremediablemente hacia el temido colapso en los centros hospitalarios previsto para dentro de veinte días si el actual toque de queda y posible cierre perimetral que se está estudiando no lo impiden y logran frenar en las dos próximas semanas la virulencia de esta segunda ola de la covid.

Un confinamiento o restricción de la movilidad que ya se ha anunciado en varias regiones de la España autonómica como Navarra, La Rioja, Aragón, Asturias o País Vasco, que se está planteando en Madrid y Andalucía, y que de momento se descarta en Castilla y León, aunque podría decretarse en función de lo que le digan a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, los integrantes del comité científico y asesor tras la reunión que mantendrán esta tarde, teniendo en cuenta la delicada situación de la Comunidad, en riesgo extremo, y el “Puente” de Todos Los Santos que se avecina y que suele provocar una elevada movilidad de personas hacia el medio rural principalmente, que es lo que se trataría de impedir para evitar la expansión del virus.

Este miércoles, el presidente Fernández Mañueco se reúne con sus homólogos de Madrid y Castilla-La Mancha, Isabel Díaz Ayuso y Emiliano García Page, para analizar medidas conjuntas contra la covid, aunque el confinamiento de las tres regiones estará sobre la mesa. De hecho, el presidente manchego baraja la posibilidad de acordar el cierre perimetral de la región durante los próximos catorce días, una opción que pondrá encima de la mesa en este encuentro en el que espera una “decisión conjunta” a este respecto.

Además, este martes se ha conocido también que el aumento de los contagios han elevado la incidencia acumulada en los últimos catorce días hasta los 684 casos por cada 100.000 habitantes en Castilla y León, que se sitúa como la cuarta región de la España autonómica con peor dato epidemiológico, sólo superada por Navarra (1.141), Aragón (870) y La Rioja (701), según informaba el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad. Esta misma estadística sitúa a nuestra Comunidad con una tendencia al alza, ya que en la última semana la incidencia acumulada es de 371 casos. De esta forma, si se mantiene el ritmo actual y la tendencia creciente, Castilla y León superaría los 740 casos en una semana.

Y es que con los nuevos contagios de este martes, desde que comenzara la pandemia son ya 82.902 personas las que han padecido o padecen la enfermedad, de las que 76.298 cuentan con la confirmación de una prueba diagnóstica de infección activa (P.D.I.A).

La provincia de Valladolid es, además, la que mayor número de focos abiertos tiene con 167, que suponen 17 más que hace 24 horas, y 1.482 personas vinculadas a alguno de ellos, 103 más que ayer.

Las buenas noticias llegan al menos de las 131 nuevas altas hospitalarias, que elevan a 12.638 el número de personas que han superado la enfermedad en estos casi ocho meses de pandemia en la Comunidad.

Casi tres mil muertos en residencias desde marzo

En cuanto a la situación epidemiológica en los 1.214 residencias de personas mayores, con discapacidad o viviendas tuteladas de la Comunidad, hay que lamentar los ochos residentes fallecidos en las últimas 24 horas, siete en hospitales y uno en la habitación del propio centro residencial, que dejan la cifra total de muertes por covid confirmada en 1.825, de los que 807 fueron en residencias y 1.018 en centros hospitalarios, aunque si se suman los 1.105 residentes que perdieron la vida con síntomas compatibles con el coronavirus pero sin la confirmación de una PCR, el número de fallecidos por esta enfermedad ascendería a 2.930.

Además, cabe señalar que en las últimas 24 horas se han detectado 52 nuevos positivos en las residencias, que elevan la cifra total de infectados en pandemia hasta los 9.563 usuarios, y que en estos momentos se encuentran aislados con síntomas compatibles con la covid 51 residentes, ocho más que ayer, mientras que otros 1.508 están en aislamiento preventivo pero sin sintomatología, 84 más que hace un día.

Respecto al lunes, 19 residentes han sido dados de alta por lo que el número de usuarios de centros residenciales que han superado la enfermedad se eleva hasta los 8.349.

En la actualidad, según los datos que ofrece la Consejería de Familia, son 42.082 las personas que tienen plaza y viven en alguna de estas 1.214 residencias, nueve menos que hace un día.

Respecto a la situación en los 25 centros residenciales de mayores o personas con discapacidad propios de la Junta, la situación se mantiene estable respecto ayer,, ya que siguen las mismas 49 personas hospitalizadas por covid que había hace 24 horas, con ninguna persona con síntomas compatibles aislada, cuando este lunes había una en la residencia de mayores Fuentes Blancas de Burgos, que por tanto se encuentra ya haciendo vida junto al resto de usuarios del centro. La principal novedad en estos espacios es que hoy hay 140 residentes en aislamiento preventivo aunque sin sintomatología, lo que suponen 17 más que hace un día.