Carnero exige al Gobierno de Sánchez más fondos del Plan de Recuperación o facilite el acceso a la financiación

El consejero reclama que las convocatorias para las pertinentes ayudas se abran “este mismo año” con el fin de resolver y comenzar los proyectos “sin demora”

El consejero Jesús Julio Carnero participa de forma telemática en el Consejo Consultivo
El consejero Jesús Julio Carnero participa de forma telemática en el Consejo ConsultivoJCYL JCYL

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, volvió a reclamar al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, la canalización de una cuantía superior de los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, dado que la financiación específica para el sector agroalimentario es “muy escasa”.

Además, puso de relieve la importancia de que este sector pueda acceder a otras líneas de ayuda que gestionarán otros ministerios a través del propio Ministerio de Agricultura, de manera que este sea “una oficina de enlace”.

Así lo indicó el consejero durante su participación este miércoles en la celebración, vía telemática, del Consejo Consultivo presidido por el ministro de Agricultura previo al Consejo de Ministros del ramo de la Unión Europea previsto para el próximo lunes.

En esta cita, Carnero recordó que España recibirá “solo” de este programa 1.769 millones de euros de los más de 70.000 que tiene asignados de ayudas no reembolsables, contando con la pesca y los 718 millones que se incorporarán a los programas de Desarrollo Rural españoles como fondos Next Generation.

El responsable regional de la cartera de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural indicó que “es importante que el sector agroalimentario pueda acceder a otras líneas de ayuda que gestionarán otros Ministerios, y por eso desde la Junta de Castilla y León reclamamos que el Ministerio de Agricultura o bien canalice más fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia o bien, en su defecto, se convierta en una oficina de enlace con otros Ministerios para facilitar el acceso a la financiación”.

De la misma manera, desde la Junta de Castilla y León se reclamó que las convocatorias para las pertinentes ayudas se abran “este mismo año” con el fin de resolver y comenzar los proyectos “sin demora” y facilitar así la recuperación económica después de los efectos que tiene la pandemia.

Aprobación de la nueva normativa de la PAC

Respecto al acuerdo con el Parlamento Europeo, para la aprobación de la nueva normativa de la Política Agraria Comunitaria (PAC), Carnero volvió a reclamar al Ministro “la necesidad de ser cautelosos en la determinación de la arquitectura medioambiental de la PAC, dado que el avance de esta política tiene que efectuarse sin olvidar la compensación de las rentas de los agricultores y ganaderos. Ahora es un buen momento para conseguirlo en los correspondientes trílogos”.

La Junta de Castilla y León defiende una distribución de la financiación prudente, apoyando la posición del Consejo de no superar el 20 por ciento de la asignación del primer pilar para los ecoesquemas. Esto supone aproximadamente 1.000 millones de euros en España al año para la contribución medioambiental de la PAC, a través de este nuevo modelo de prácticas que superan las condiciones medioambientales exigibles para percibir los pagos básicos de la PAC.

Acuerdos comerciales de la Unión con terceros países

El elemento clave para el sector agroalimentario europeo, es la fragilidad del sector productor: la agricultura y la ganadería. Los modelos europeos, ligados a explotaciones familiares, con una fuerte presión en condicionantes medioambientales y sociales, sitúan a nuestro sector productor en una situación que le aparta de la competitividad, en costes de producción.

Por tanto, el consejero dejó claro que “es preciso establecer unas cláusulas de reciprocidad y de responsabilidad compartida ante retos mundiales medioambientales y también sociales, y aquí Castilla y León apuesta, más allá de los pactos bilaterales, por la vuelta a la multilateralidad de los acuerdos que permita otorgar mayor igualdad en las relaciones y evitando así las guerras arancelarias al comercio”.

Además, Carnero afirmó que “hay que tener en cuenta que existen sectores agrarios que lejos de recuperarse, están atravesando momentos muy complicados, como el del vacuno de carne y el vitivinícola, y es necesario empezar a tomar medidas con alcance europeo y abrir nuevos mercados internacionales que favorezcan las transacciones, coincidiendo en este caso con la posición ministerial”.