Tres tramos cerrados y nueve con cadenas por la nieve en Castilla y León

La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, levanta las alertas ante la mejora de la situación

Vehículos circulan con dificultad por la carretera CL-505 en Ávila por la nieve caída en las últimas horas
Vehículos circulan con dificultad por la carretera CL-505 en Ávila por la nieve caída en las últimas horas FOTO: RAÚL SANCHIDRIÁN EFE

La nieve caída en las últimas horas en Castilla y León ha obligado al cierre de tres tramos viarios en Burgos y Salamanca, con otros nueve con cadenas, según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

En la red principal tiene problemas pero se encuentran en nivel verde la A-6 a su paso por Brazuelo y Vega de Valcarce, en la provincial de León, y la A-52 en Lubián (Zamora).

En cuanto a los tramos cerrados, todos en la red secundaria, se trata del puerto de Lunada, en la BU-572, en Burgos; y de Portillo de la Sía, en la BU-571, en la misma provincia; y en Salamanca La Covatilla, en la DSA-180.

Con datos de las 8.00 horas de este jueves 9 de diciembre, está prohibido el tráfico de camiones y autobuses y hay que usar cadenas o neumáticos de invierno para transitar por la BU-570, en La Sía; en la BU-570, en Estacas de Trueba; en la BU-571, en la Sía; en Burgos.

Y en León, se precisan cadenas en el puerto del Pontón, en la N-621; en San Glorio, en la N-625; y en Palencia en Cervera de Pisuerga, en dos tramos de la CL-627; en la P-210, en Cervera; y en la P-217, en Velilla del Rio Carrión.

Aunque la situación mejora hasta tal punto que la delegada del Gobierno de España en Castilla y León, Virginia Barcones, levantó la situación de alerta donde aún permanecía.

Pero en la zona norte de Burgos y todo el área de la Cordillera Cantábrica de Castilla y León está en aviso este jueves 9 de diciembre por riesgo importante por deshielos, nivel naranja, y además hay alerta por fuertes lluvias en toda esa zona, que también lo está por fuertes vientos, junto a Ávila, Segovia y Zamora, y asimismo por nieve la parte burgalesa.

El nivel de aviso naranja indica que existe un riesgo meteorológico importante (fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales).

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) avisa para este jueves 9 de diciembre de nevadas de madrugada en las zonas de montaña; con lluvias persistentes y deshielos en zonas de montaña, más intensos en el extremo norte y rachas muy fuertes de viento en zonas de montaña.

Las temperaturas mínimas irán en ligero ascenso en el noroeste y sin cambios en el resto y máximas en ascenso, localmente notable en el noroeste. Heladas débiles en el tercio norte, este y Sistema Central.

De acuerdo a los datos de Aemet, además de los deshielos hay aviso amarillo, el de menor riesgo, que no afecta a la seguridad de las personas pero sí a la hora de hacer alguna actividad concreta, por vientos de hasta 80 kilómetros por hora en la zona de la Cordillera Cantábrica, el Sistema central de Segovia y Ávila, y la zona de Sanabria, en Zamora.

Y por lluvias de hasta 40 litros por metro cuadrado en 24 horas en la zona de Cantábrica y el norte de Burgos.Finalmente, la zona Cantábrica burgalesa tiene aviso por nevadas de hasta 10 centímetros en 24 horas entre los 800 y mil metros.