La Junta apoya la instalación de una multinacional española en Burgos que atraerá riqueza y creará 150 empleos en Castilla y León

El consejero de la Presidencia en funciones, Ángel Ibáñez, da la bienvenida a Ayesa, uno de los mayores proveedores de servicios de tecnología e ingeniería de España

El consejero de la Presidencia en funciones, Ángel Ibáñez, se reúne con los dirigentes de Ayesa
El consejero de la Presidencia en funciones, Ángel Ibáñez, se reúne con los dirigentes de Ayesa FOTO: Jcyl

El consejero de la Presidencia en funciones, Ángel Ibáñez, se reunió con el director general de Ayesa, German del Real, y con el responsable del Centro Europeo de Empresas e Innovación de Burgos, José Vicente Orden, para conocer los detalles de la instalación de la multinacional española en Burgos.

La implantación de la compañía tecnológica supondrá la creación de hasta 150 empleos en Burgos, una oportunidad para el talento de toda la Comunidad sobre la que ya están abiertos los procesos de contratación de profesionales.

“Esta es una gran noticia para Burgos y Castilla y León porque dota a la Región de una oportunidad magnífica para mostrar la calidad y el talento de nuestros profesionales. Además, lo hace en un sector en el que mantenemos un liderazgo creciente, como es el tecnológico y el de la transformación digital. El polo de atracción de empresas en este ámbito está siendo muy importante para Burgos y para toda la Comunidad y Ayesa reforzará ese crecimiento”, declaró el consejero.

Acciones de la Junta para favorecer la implantación

La Administración autonómica favorece la implantación de empresas que generen riqueza y empleo en la Comunidad, de esta forma, el consejero ha indicado la multitud de medidas sobre las que Ayesa y cualquier empresa puede beneficiarse.

En la reunión, la multinacional española se mostró especialmente interesada en aquellos aspectos relacionados con la contratación, formación y la capacidad de desarrollar programas de prácticas aprovechando la calidad educativa de Castilla y León.

El consejero de la Presidencia en funciones, Ángel Ibáñez, explica el proyecto
El consejero de la Presidencia en funciones, Ángel Ibáñez, explica el proyecto FOTO: Jcyl

El consejero puso de manifiesto la existencia de algunos programas de subvenciones del ECYL que pueden ser del interés de la multinacional, tales como la formación con compromiso de contratación, programa mediante el cual se financian acciones de formación profesional por empresas, dirigidas a la mejora de la empleabilidad, mediante la adquisición de un nivel de cualificación profesional adaptado a las demandas empresariales, a través de una formación específica que además incluye un compromiso de contratación de al menos el 50 por ciento de los alumnos que programen para cada acción.

Asimismo, comentó la existencia de FORCIBER, el programa de formación para trabajadores ocupados en sectores estratégicos, como es el caso de la ciberseguridad. Este programa de ayudas pretende cofinanciar aquellas acciones de formación profesional para el empleo desarrolladas por empresas instaladas en el territorio de la Comunidad de Castilla y León, dirigidas a la mejora de la empleabilidad, mediante la adquisición de un nivel de cualificación profesional adaptado a las demandas del sector y de las empresas, a través de la realización de cursos específicos de formación en materia de ciberseguridad, seguridad y/o tecnologías avanzadas.

En relación con las prácticas, la Junta financia los costes derivados del desarrollo de un programa de prácticas no laborales en empresas, ejecutado por las Fundaciones de las Universidades públicas de Castilla y León, y dirigidas a titulados. “Las Universidades públicas de Castilla y León tienen amplia experiencia en la intermediación entre los titulados y las empresas, y ellas son las encargadas de seleccionar a los candidatos para el programa más adecuado y de gestionar y hacer seguimiento. Es un lujo contar con un nivel educativo de tan alta calidad para poder nutrir a las empresas de los mejores profesionales de Castilla y León”, añadió.

En esta misma línea, el consejero también destacó las prácticas no laborales en ciberseguridad, siendo éstas una subvención destinada a desarrollar acciones del programa de prácticas dirigidas a titulados universitarios y de formación profesional en materia de Ciberseguridad, ejecutado por la Fundación General de la Universidad de León y de la Empresa. Su finalidad es ofrecer a los jóvenes titulados una formación especializada en materia de ciberseguridad, favoreciendo la toma de contacto con empresas especializadas en este sector, de modo que puedan mejorar su capacitación con formación prácticas y teórica específica.

Finalmente, Ibáñez indicó que la Junta puede ejercer una importante labor de orientación e intermediación laboral, en este sentido el ECYL cuenta con servicios para empleadores que los asisten en el proceso de intermediación: reclutamiento, preselección y selección técnica de candidatos. Así, presta apoyo logísitco en tareas de selección de personal, o difusión en el portal de empleo, boletines y redes sociales, entre otros.

“Ponemos la alfombra roja a los empresarios que decidan apostar por esta tierra, porque estamos convencidos de que en Castilla y León no solo hay futuro, sino una infinidad de oportunidades por dinamizar y el talento adecuado para hacerlo. La Junta de Castilla y León está con el progreso y trabajando por que empresas como Ayesa encuentren un entorno favorable para crecer en la Comunidad”, subrayó el consejero.

Por su parte, Germán del Real destacó que la elección de Burgos ha sido objeto de un intenso análisis, en el que esta ciudad ha sobresalido entre otras cosas por el prestigio y la calidad educativa de sus universidades y centros de FP de grado superior de informática. “Para nosotros es un orgullo poder contribuir a la riqueza local, generando este volumen tan importante de puestos de trabajo y trayendo a la ciudad nuestros grandes contratos de transformación digital”, subrayó.

Junto a ello, señaló que Ayesa es una compañía con una trayectoria importante de crecimiento, “por lo que esperamos que esto se traslade en el futuro en carga de trabajo para todos nuestros centros tecnológicos y en la apertura próximamente de otras nuevas localizaciones en el país”, manifestó el directivo.

Ayesa es uno de los principales proveedores globales de servicios de tecnología e ingeniería, con 5.400 empleados y presencia directa en 18 países. En cuanto a la línea de negocio de TI (tecnologías de la información), la firma está especializada en el desarrollo e implementación de soluciones para empresas y administraciones públicas.

Así, es responsable de grandes plataformas tecnológicas para la gestión de procesos de multinacionales de sectores complejos como las utilities y operaciones o servicios de Gobiernos e instituciones. En Castilla y León, Ayesa es la firma encargada del mantenimiento y evolución del sistema de intermediación laboral, que se denomina Sicas y de Seguifor, enfocado a la formación para el empleo.