La Agencia Tributaria destaca que la nueva ley antifraude garantiza la inalterabilidad de la información fiscal

Hacienda asegura que es un esfuerzo para que los negocios se “transparenten” ante la administración y centrarse en los defraudadores

Tomás Castro Alonso; José Borja Tomé y Javier Hurtado Puerta, participan en una mesa de El Mundo dirigida por Pablo Lago
Tomás Castro Alonso; José Borja Tomé y Javier Hurtado Puerta, participan en una mesa de El Mundo dirigida por Pablo Lago FOTO: Rubén Cacho/Ical Agencia ICAL

La Agencia Tributaria destacó hoy en Valladolid que la nueva ley antifraude 11/2021, que entró en vigor en octubre pasado, garantiza la inalterabilidad de la información fiscal y la simplicidad en la presentación de impuestos para empresas y autónomos, a medida que implanten los softwares necesarios para, por ejemplo, el envío de la facturación a Hacienda.

Con motivo de la celebración de Club de prensa ‘Nueva Ley antifraude. ¿Cómo afecta al sistema de gestión de mi empresa?’, organizado por el Mundo de Castilla y León, el director de Informática de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), José Borja Tomé, aseguró que la ley antifraude es una “oportunidad” para el país sobre todo para la transformación de pymes para cambiar su sistema de facturación. “Es un beneficio para el conjunto de la sociedad pero, sobre todo, para los empresarios que verán mejorada su actividad, además de controlar la competencia desleal y perseguir el fraude”, expuso. Y es que hizo hincapié en que la Agencia Tributaria existe para que la gente pague menos y que todos los ciudadanos cumplan con sus obligaciones.

En el mismo sentido, se pronunció el director del Departamento de Inspección Financiera y Tributaria de la AEAT, Javier Hurtado, quien subrayó que el desarrollo del reglamento es un proyecto “rompedor”, ya que supone un esfuerzo para que los empresarios y autónomos de “transparentarse” ante la administración. “La mayor parte del empresariado no tiene nada que ocultar, que, precisamente, serán los grandes beneficiados por la simplificación administrativa y la reducción de los problemas burocráticos a la hora de presentar sus declaraciones trimestrales, que estarán prácticamente automatizadas y completadas”, precisó.

Es decir, se persigue que sea algo similar con el sistema existente para los particulares, con los datos fiscales recogidos en los borradores de las declaraciones de la renta. De esta manera, la administración tributaria tendrá más información en “tiempo real” de las empresas y así comprobar que hacen las cosas bien en origen y basado en sistemas informáticos. Queremos utilizar la tecnología para evitar el fraude fiscal”, manifestó Hurtado.

En este sentido, explicó, según recogió la Agencia Ical, que la nueva ley facilitará el “achique del espacio” para dejar en una “esquina” a los defraudadores y que la Agencia Tributaria centre su atención en los “incumplidores” con sus obligaciones fiscales. Borja Tomé incidió en la importancia de que esa facturación sea inalterable para evitar la modificación de esa información o el ataque de los hackers. “La información de la facturación está garantizada al estar en poder de la Agencia Tributaria”, sentenció. Además, se refirió a que quienes opten por el envío de esa documentación tendrán más beneficios como ayudas y subvenciones públicas en la cumplimentación de los trámites y la consulta de esa información por parte de terceros como bancos a la hora de solicitar un préstamos en una entidad bancaria.

La idea es que los negocios adquieran programas de software para el envío de la facturación de los pequeños negocios y empresas a Hacienda. De momento, no se ha fijado la obligatoriedad de contar con este sistema. Además, a diferencia de lo que ocurre en otros países de la Unión Europea, el envío de la facturación a Hacienda se producirá una vez que se emita. La idea, según comentó el director de Informática de la AEAT, es haya periodos transitorios y se concederán plazos, previsiblemente hasta el 1 de enero de 2024. Entre otras cosas, se busca que los autónomos y las pymes se puedan beneficiar de las ayudas del Kit Digital. De momento, la previsión es que el reglamento de la nueva ley sea elevado al Consejo de Estado par que se publique en el BOE antes de agosto.

Solución técnica

Por su parte el presidente de la Confederación Española de Empresas de la Información y las Comunicaciones (Conetic), Tomás Castro, aseguró que el sector buscar que sus clientes y las empresas se vean lo menos afectadas por los cambios, con la entrada en vigor del reglamento de desarrollo de la nueva ley. “Lo que más nos preocupa es ver la solución técnica”, señaló. De ahí que valoró la buena disposición de la Agencia Tributaria para lo que se apruebe definitivamente salga con el mayor consenso posible. De ahí que valorara la participación abierta que han mantenido durante los últimos meses con los técnicos de la administración central.

El empresario leonés apostó por una solución uniforme e interoperable para todo el país, lo que facilitaría la instalación de un mismo software en diferentes comunidades autónomas. También reclamó un sistema de verificación único para que sea accesible tanto para el pequeño negocio de un emprendedor como para la gran empresa ya que el proceso de facturación es único.