Recuperan un altorrelieve del XVII robado de una ermita de Burgos hace 27 años

La Guardia Civil señala que había sido vendido a un particular 2.000 euros que se resistió a devolverla

Recuperación por parte de la Guardia Civil de dos tallas de robadas en 1995
Recuperación por parte de la Guardia Civil de dos tallas de robadas en 1995 FOTO: Ricardo Ord��ez Agencia ICAL

La Guardia Civil ha recuperado un altorrelieve del siglo XVII robado en 1995 y que formaban parte del retablo de la ermita románica de la Virgen del Castillo, en Las Hormazas (Burgos), de donde fue expoliado junto a otros elementos patrimoniales del templo.

Parte de estos elementos fueron recuperados en 1998, entre ellos otro altorrelieve que formaba parte del mismo conjunto de los ahora recuperados y que en diversas escenas narraban aspectos de la vida de la Virgen, según ha explicado este jueves el teniente coronel de la Guardia Civil Alfonso Martín.

La investigación comenzó a principios de este año en el establecimiento de anticuario de Alicante regentado por los herederos de quien debió adquirir las piezas tras el expolio.

La Guardia Civil localizó en esa tienda uno de los altorrelieves robados y la pista para localizar también el segundo, que había sido vendido a un particular. ”La habían vendido por 2.000 euros y el actual propietario, que la había comprado de buena fe, se resistió inicialmente a devolverla, por lo que hubo que recuperarla por orden judicial”, desvela el teniente coronel , en declaraciones recogidas por Efe.

La Guardia Civil ha solicitado la inclusión en el listado de la Interpol la última pieza que queda por recobrar del conjunto del retablo, ante las sospechas de que pueda estar fuera de España, apunta, por su parte, el subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente.

El teniente coronel ha insistido en que “no tiene sentido cometer este tipo de robos porque causan un grave daño y las piezas siempre son recuperadas, aunque en ocasiones se tarde varios años como ahora”.Los altorrelieves policromados, fechados en la primera mitad del siglo XVII, son los de la Adoración y la Presentación de la Virgen, mientras que falta por localizar el de la Visitación