El Govern decreta el confinamiento domiciliario en Igualada

La mortalidad por el coronovirus en Igualada es diez veces mayor que en el resto de Cataluña

El conseller de Interior, Miquel Buch, y la consellera de Salud, Alba Vergés, han ordenado el confinamiento domicialiario en la Conca d´Ódena, una de las áreas más golpeadas por el coronavirus en Cataluña. De hecho, las cifras detalladas por ambos consellers así lo confirman: mientras en el conjunto de Cataluña se contabilizan 6,9 muertos por cada 100.000 habitantes, en esa zona es de 63,1. Con esta medida, los vecinos de Igualada y los tres municipios del entorno no podrán salir de casa -tan solo para cuestiones esenciales-. Los municipios confinados son Igualada, Odena, Vilanova del Camí y Santa Margarita de Montbui.

Tanto Buch como Vergés han sellado la resolución, que ahora debe ser validada por el Gobierno, que es quien tiene las competencias. El conseller de Interior ha dicho que no se plantean que Pedro Sánchez rechace esta medida. La zona ha registrado 41 de los 516 fallecidos hasta el momento por el covid-19, y más de 300 positivos.

Buch ha anunciado el confinamiento total de la zona y, además, se mantiene la vigilancia perimetral, lo que conlleva que no se pueda entrar ni salir de los cuatro municipios salvo en casos excepcionalmente obligatorios. Esa decisión que entró en vigor el jueves 12 de marzo -48 horas antes del inicio del estado de alarma- En teoría se tenía que acabar mañana, pero durará al menos dos semanas más, ha anunciado Buch.

Los datos son demoledores. Por cada 100.000 habitantes, Cataluña tiene una mortalidad por el coronavirus de 6,9. La zona más afectada de Europa, la región italiana de la Lombardia, tiene de 40. En la Conca d´Ódena es de 63,1, es decir, diez veces más que en el resto de la comunidad autónoma. Además, hay 180 camas del Hospital General de Catalunya apara derivar a pacientes de Igualada.