La Fiscalía se opone a retrasar la encarcelación de Millet por pedir el indulto

Considera que sería un “desprecio absoluto a los intereses generales”

La Fiscalía Anticorrupción ha anunciado que se opone a suspender de forma temporal la entrada en prisión del ex presidente del Palau de la Música Fèlix Millet, fijada como máximo para el 25 de junio, tal como pidió su defensa hasta que se resuelva la petición de indulto por la condena en el caso del desfalco de la institución musical.

La defensa de Millet anunció el lunes la nueva petición de Millet, que no es otra que pedir el indulto, lo que llevaría sus plazos. Una forma jurídica de ganar tiempo, ya que la decisión rebasaría, seguramente con creces, el citado 25 de junio.

Millet pidió el indulto y suspender la entrada en prisión después de que el Tribunal Supremo (TS) ratificara la sentencia de la Audiencia de Barcelona, ante lo que la Sala dio cinco días a las partes para posicionarse, y fuentes fiscales han explicado que el Ministerio Público se opone a esta opción. En estos momentos, la condena es de nueve años y ocho meses de cárcel.

Cuando el Supremo resolvió el recurso ratificando la condena, la Audiencia de Barcelona fijó que Millet y el resto de condenados en el caso Palau deben entrar en prisión antes del 25 de junio, y la fecha seguirá vigente si el tribunal rechaza la petición de Millet, tal como ha pedido la Fiscalía.

El fiscal considera que no se dan los requisitos para suspender la entrada en prisión pese a que Millet pida el indulto, defiende que la sentencia ya es firme y que, al tratarse de un delito grave cometido de forma continuada durante diez años, debe aplicarse ya la pena. La d efensa del condenado también tiene como argumento la edad de Millet, que cumplirá 84 años. Por su parte, los magistrados consideran que no hay motivos para que el ex presidente del Palau eluda la encarcelación.

Suspender la entrada a la cárcel “supondría un absoluto desprecio a los intereses generales y al erario público”, al parecer de la Fiscalía Anticorrupción. En este sentido, cabe recordar que se calculó que el desfalco de Millet de las cuentas del Palau ascendió a 35 millones, además de un enorme revuelo político y social.

Está condenado por delitos de malversación, apropiación indebida, tráfico de influencias, falsificación en documento mercantil y blanqueo de capitales, y las penas para los otros condenados del caso son de a partir de ocho meses de prisión.

La Audiencia de Barcelona fijó la fecha límite para entrar en prisión coincidiendo con el día en que se preveía superar la fase 3 del desconfinamiento, y la Sala no vio riesgo de fuga o de eludir el ingreso en prisión por la edad de Millet, su enfermedad, y la fianza que pagó por la libertad provisional.