Colau critica que Barcelona no pase ya a la fase 3, carga contra la Generalitat y exige solicitarlo cuanto antes

Pide que el cambio llegue antes del fin de semana para que se haga de forma escalonada y no coincida con la celebración de San Juan

Movilización de trabajadores de Nissan en Barcelona
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante una nueva manifestación de trabajadores de Nissan.David Zorrakino Europa Press

Ada Colau no comparte la decisión de la Generalitat de no solicitar el pase de Barcelona a la fase 3 de la desescalada y así lo ha hecho saber hoy, una vez se ha confirmado que la capital catalana deberá esperar una semana más. “Hemos insistido en que Barcelona y la región metropolitana están preparadas para pasar ya a la fase 3. Para facilitarle la vida a la ciudadanía, facilitar la movilidad, la vida social y familiar pero, sobre todo, porque los datos son positivos y equiparables a otras regiones que están en la fase 3”, ha explicado en una breve comparecencia.

En concreto, la alcaldesa quería que la capital catalana y su corona metropolitana avanzaran este mismo lunes 15 de junio para evitar esperar a la siguiente semana, cuando decae el estado de alarma y todas las regiones entrarán “de facto” en la “nueva normalidad”. Sin embargo, su voluntad de avanzar ya ha chocado con el freno interpuesto por la Generalitat, que ni lo ha solicitado al Ministerio de Sanidad, por lo que Barcelona seguirá en la fase 2 unos días más.

Ahora, Colau se centra en reclamar que el cambio de fase llegue antes del próximo fin de semana para que no coincida con la celebración de la verbena. En declaraciones a Betevé recogidas por Europa Press, Colau ha asegurado que si el pase a la fase 3 coincide con la celebración de San Juan “se puede producir una acumulación de movilidad”, y ha insistido que Barcelona y la región metropolitana puedan recuperar la movilidad de forma escalonada.

En esta misma línea, el concejal de Turismo, Xavier Marcé, ha insistido en que Barcelona “está preparada para pasar a fase 3”, y ha mostrado su deseo de avanzar en este proceso lo más rápido posible “para acelerar la movilidad y los mensajes de apertura de la ciudad a gente que nos puede visitar”.

El Ministerio de Sanidad ha autorizado este viernes que las regiones sanitarias de Girona y de la Catalunya Central avancen el lunes a la fase 3 de la desescalada, la última antes de entrar en la nueva normalidad.

Sobre el caso de la capital catalana y su corona metropolitana, el ministro Salvador Illa ha asegurado que no está previsto que Barcelona y su área y Lleida pasen a fase 3 a media semana, “pero si alguna de ellas lo solicita, lo estudiaremos y, si no, pues pasarán directamente el día 21 a la nueva normalidad”. Por este motivo, Salud y Ayuntamiento aún mantienen conversaciones para ver si pueden avanzar algún día la desescalada y progresar a la fase 3 antes del día 21.