Esquerra ganaría las elecciones en Cataluña, pero el separatismo se quedaría por debajo del 50% de votos

Los republicanos obtendrían 35-36 escaños y el partido de Puigdemont lograría 31-32 diputados. El PSC, Podemos y el PP crecerían

Reunión semanal del Govern
El presidente de la Generalitat, Quim Torra (d), junto al vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Pere Aragonès (i), durante una reunión semanal del ejecutivo catalán.Alejandro GarcíaEFE

El Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat -CIS catalán- da una victoria a Esquerra si se celebraran ahora las elecciones en Cataluña -está previsto que se celebren el próximo 14 de febrero-. Mientras los republicanos obtendrían entre 35 y 36 escaños, los de Carles Puigdemont lograrían entre 31 y 32 diputados, en un sondeo que se ha elaborado entre el 29 de septiembre y el 9 de octubre, justo en medio de la inhabilitación de Quim Torra como president. El bloque independentista conseguiría mayoría parlamentaria con entre 72 y 75 parlamentarios gracias a la CUP, que crecería hasta entre 6 y 7 diputados, pero no se traduciría en mayoría de votos y se quedaría por debajo de su anhelado 50% -en un 47,7%-.

En porcentaje de voto, Esquerra continúa con un margen holgado -cabe recordar que en las elecciones de 2017, JxCat venció por 12.000 sufragios-. En este sentido, el partido de Oriol Junqueras lograría el 23,4% de los votos, mientras que JxCat se quedaría en un 19,4%. Asimismo, también cabe reseñar que la encuesta no tiene en cuenta aún la fragmentación en el antiguo espacio convergente: si nada cambia, el 14-F concurrirán JxCat y el PDeCat por separado, circunstancia que puede alterar al mapa político aún más.

El bloque contrario a la independencia de Cataluña obtendría entre 60 y 63 escaños, se quedaría lejos de la mayoría parlamentaria, situada en 68 diputados, pero sí lograría mayoría en votos -48,1%-. El PSC se erigiría en el primer partido constitucionalista, con 24-25 escaños, mientras que Ciudadanos caería hasta los 16-17 parlamentarios -ahora tiene 36 y es la primera fuerza en el Parlament-. El PP prácticamente doblaría sus actuales escaños y pasaría a tener 7-8, mientras que Vox irrumpiría con 4-6 -de obtener cinco, tendría grupo parlamentario propio-.

Catalunya en Comú-Podemos subiría a entre 8 y 9 escaños y sus parlamentarios podrían ser suficientes para dar alternativa a un gobierno independentista: el partido de Ada Colau y Jéssica Albiach sumaría con Esquerra y el PSC mayoría absoluta para formar un tripartito -se quedarían entre 67 y 70-.

Independencia

Si en el barómetro de julio, el apoyo a la independencia caía a mínimos históricos -desde que se inició la serie estadística en 2014- y se colocaba en el 42%, ahora ha crecido y se sitúa en 45,5%. Si bien, sigue por debajo del apoyo a la unidad de España, que alcanza el 46,3% -en julio estaba en 50,5%-.