La Lliga Democràtica plantea una coalición electoral con el PSC

El partido catalanista mantuvo un encuentro la semana pasada con los socialistas catalanes de cara a la próxima cita electoral del 14-F

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta.Servicio Ilustrado (Automático) PSC

La Lliga Democràtica, partido catalanista de centro, ha planteado una coalición con el PSC para concurrir a las elecciones catalanas del próximo 14 de febrero. El partido que lidera Astrid Barrio se reunió el pasado 30 de octubre con los socialistas catalanes, Units per Avançar y Lliures con el objetivo de trabajar en una unión del catalanismo de tradición democristiano, liberal y socialdemócrata para aspirar a vencer en las urnas y superar a los partidos independentistas.

La Lliga plantea un “frente amplio en forma de coalición que aúne y movilice a todos los partidos, colectivos y personas de tradición catalanista que no se resignan a una nueva victoria del independentismo en Cataluña y creen que el cambio es posible”. El encuentro de la semana pasada transcurrió de forma cordial y la Lliga alberga esperanzas de que se pueda concretar algún acuerdo electoral que permita plantear una candidatura de amplio espectro y dé un impulso al bloque constitucionalista, que sigue por detrás del independentismo en las encuestas.

La lectura que hacen en la Lliga del escenario actual es que las próximas elecciones serán las últimas bajo el marco del “procés” y, por ello, partidos con proyectos ideológicos dispares como los que representan las cuatro formaciones pueden confluir -es decir, la pugna entre el bloque independentista y constitucionalista todavía mandará-. La Lliga, en cualquier caso, también contempla la posibilidad de concurrir en solitario ya que tiene estudios demoscópicos que sostienen que tiene un amplio espacio electoral, de en torno a 500.000 votantes.

La propuesta de coalición que defiende el partido de Barrio se articularía en torno a un candidato que permita ensanchar la base electoral mediante “la visualización de las diferentes sensibilidades y evitar las contradicciones que restan a través de un programa compartido basado en cuatro ejes fundamentales”: la reconstrucción económica y el apoyo a las empresas y autónomos afectados por las medidas de lucha contra la pandemia; el rescate social a las personas mediante el mantenimiento del estado del bienestar y una fiscalidad justa; la reconciliación entre catalanes mediante un acuerdo al Parlament que permita avanzar en una solución del conflicto político; y, la regeneración de la vida política y recuperación del prestigio de las instituciones.

Respecto al candidato no habría apenas problema ya que la figura de Miquel Iceta genera consenso, aunque sí que generan más recelos las siglas bajo las que se presentaría la coalición: en este caso, hay mucho menos consenso y no convence a todos ir bajo la marca del PSC. En los próximos días esta previsto que haya un nuevo contacto entre las cuatro formaciones para avanzar en las negociaciones.