Lambán avisa: “Aragón no formará parte de una candidatura que se llame Pirineus-Barcelona”

El barón socialista y presidente de la comunidad lanza un aviso al Gobierno por sus cesiones al independentismo

El presidente de Aragón, Javier Lambán, se dirige al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una imagen reciente
El presidente de Aragón, Javier Lambán, se dirige al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una imagen recienteJavier CebolladaEFE

“Aragón no formará parte de una candidatura que se llame Pirineus-Barcelona”. Con esta claridad ha avisado el presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, a Pedro Sánchez sobre los pactos y las cesiones que la Moncloa baraja atar con la Generalitat como parte del acercamiento con el independentismo. Y aquí, en este saco entran en escena los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030, un evento para el que Sánchez ofreció todo su apoyo y el del Ejecutivo a la candidatura “Barcelona-Pirineus 2030″. “Es un buen proyecto, pero no vamos a participar a cualquier precio”, ha remachado Lambán, molesto por el “mal comienzo” con el nombre.

“La propia denominación tendrá que dar a entender con toda claridad que es una candidatura del Gobierno de España de dos comunidades autónomas que se relacionan con total igualdad”, ha advertido Lambán en una entrevista en la cadena autonómica Aragón TV sobre sus condiciones para sumarse al proyecto, aún en elaboración tras el parón por la pandemia y el bloqueo político en Cataluña a raíz de la inhabilitación de Quim Torra.

De hecho, el dardo de Lambán supone un toque de atención en toda regla al Gobierno de Sánchez después de que ayer la portavoz del Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos, la también socialista María Jesús Montero, explicitara en rueda de prensa el apoyo a la candidatura de “Barcelona-Pirineus 2030″ después del encuentro entre el propio Pedro Sánchez y el president de la Generalitat en la Moncloa. Un encuentro con dos versiones: la independentista enrocada en la amnistía y la autodeterminación, y la del Ejecutivo, empeñado en resaltar los avances en materia económica y social. Y aquí es donde aparece el citado evento de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 que la Generalitat busca organizar.

Aragón “no participará a cualquier precio”. La candidatura debe ser de “dos regiones en pie de igualdad”, ha añadido Lambán, quien, eso sí, se ha mostrado confiando en poder llegar a un acuerdo. “Seguro que podremos hacer un proyecto en el que todos nos sintamos cómodos”, ha apostillado. En este sentido, ha admitido varias conversaciones con el presidente del COE, Alejandro Blanco, Pedro Sánchez y el entorno del PSC, aunque ha insistido en que el proyecto está “verde”.

La candidatura de los Juegos de Invierno Pirineus-Barcelona 2030 quedó paralizada en otoño del año pasado por la pandemia y cuando faltaba una reunión entre el Comité Olímpico Español (COE), el Gobierno, la Generalitat y el Gobierno de Aragón pese al preacuerdo inicial. Un asunto que quedó en un cajón con la inhabilitación de Torra y el consecuente bloqueo de la política catalana. Ahora, y como parte de la agenda del reencuentro, la Moncloa busca reactivar el proyecto y da apoyo explícito a la candidatura ante el recelo de Lambán.

Primeras reacciones

De hecho, el líder de Ciudadanos Aragón y portavoz en las Cortes, Daniel Pérez Calvo, ha exigido este miércoles al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, “no siga claudicando” ante Pere Aragonès y el independentismo y defienda la candidatura olímpica conjunta de Aragón y Cataluña ‘Pirineos 2030’.

“No vamos a permitir que Aragonès se quite la estelada y se envuelva en la bandera olímpica, quedándonos los aragoneses fuera del evento”, ha sostenido Pérez Calvo durante la rueda de prensa para analizar la actualidad política de la comunidad, en declaraciones recogidas por Europa Press. Para el líder de Cs Aragón, “es importante que la organización sea de forma conjunta con el Pirineo como elemento vertebrador de dos comunidades vecinas y españolas”. Según el parlamentario, “este proyecto de Estado debe servir para unir e integrar y no para separar todavía más, y por tanto, la presidencia de honor del Comité organizador debe recaer en el Rey Felipe VI”.