Primera noche con toque de queda: más de 4.000 desalojados en Barcelona

Playas de la capital catalana tuvieron que ser desalojadas tras la entrada en vigor de la medida

Agentes de la Guardia Urbana forman una línea en las inmediaciones de la playa de la Barceloneta.
Agentes de la Guardia Urbana forman una línea en las inmediaciones de la playa de la Barceloneta.Lorena Sopêna Europa Press

La primera noche con movilidad nocturna restringida se saldó con aglomeraciones en las playas de Barcelona al no enterarse mucha gente, turistas en gran medida, de su entrada en vigor. Aunque hubo que desalojar a más de 4.000 personas de lugares céntricos, la policía trató de desalojar con la máxima prudencia posible sin entrar a multar para evitar altercados mayores en el primer día.

El conseller de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena, ha explicado que la noche de este viernes, la primera tras recuperar el toque de queda a la 1.00 de la madrugada en 161 municipios catalanes, ha transcurrido “sin incidentes graves”, más allá de algunas aglomeraciones en playas de Barcelona.

En declaraciones a Rac1 este sábado, el conseller ha hecho una “valoración positiva” y ha detallado que la Generalitat pedirá que la medida, inicialmente vigente una semana, se alargue otros 7 días más para frenar el incremento de casos de Covid-19 en Catalunya.

Por otro lado, el teniente de alcalde de seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, también ha hecho una valoración positiva de la noche de este viernes y ha destacado que en la capital catalana se han registrado aglomeraciones en “espacios habituales”, como las playas.

La Guardia Urbana de Barcelona ha difundido un vídeo del dispositivo utilizado anoche para hacer frente a las aglomeraciones donde, además, pide a los ciudadanos colaboración para hacer cumplir las medidas impuestas por la Generalitat.

La Guardia Urbana de Barcelona ha detectado la madrugada de este sábado a 4.357 personas que no estaban respetando el toque de queda nocturno en la capital catalana, que empieza a la 1.00 de la noche. Estas personas han atendido a las indicaciones de los agentes y han abandonado los espacios públicos cuando han sido informados de la entrada en vigor del nuevo toque de queda, han indicado fuentes municipales.

La madrugada de este sábado ha sido la primera después de que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) avalara el viernes el decreto del Govern para aplicar un nuevo confinamiento nocturno con el objetivo de frenar los contagios de Covid-19 en Catalunya.

Batlle quiso detallar, además, que a la 1.00 de la madrugada, cuando empezaba el toque de queda, aún había concentraciones de personas en espacios públicos parecidas a las de semanas anteriores, aunque que el operativo conjunto de Mossos d’Esquadra y Guardia Urbana ha “permitido que a las 2.00 de la madrugada la ciudad ya estuviera vacía”.

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) avaló el viernes el decreto del Govern para aplicar un nuevo toque de queda nocturno, que se aplica en poblaciones de más de 5.000 habitantes y con una incidencia acumulada de la pandemia superior a 400 contagios por cada 100.000 habitantes.