¿Cuáles son los ocho peajes más caros de España?

El precio de las vías de todo el país varía de forma relevante en función de los territorios en los que estén ubicadas

Un mes queda para que concluya 2021, un año que ha devuelto el debate sobre los peajes en las autopistas al centro de la política nacional ya que se han eliminado un buen número de barreras, aunque el Gobierno ha advertido de que más pronto que tarde volverá a desplegar un sistema de pago por uso de carreteras. A pesar del alivio que supone para muchos españoles que vías tan concurridas como la AP7 y la AP2 queden libres de cargas para el bolsillo, los peajes siguen lejos de desaparecer en otros muchos rincones del país. Como en Cataluña, autonomía que alberga cuatro de los cinco peajes más caros de España.

Así, el peaje más caro de España está ubicado en el pre-pirineo catalán, en la C-16, que une Barcelona con la Cerdaña (lugar de segunda residencia para muchos barceloneses ubicado en el Pirineo catalán). En concreto, el tramo que mayor desembolso supone para los usuarios es el Túnel del Cadí, gestionado por la Generalitat de Cataluña, que cuesta 12 euros por 29,7 kilómetros. Es decir, sale a 0,40 euros cada kilómetro. La C-16 tiene otros dos peajes que completan el podio de tramos más caros.

En el segundo puesto está el Túnel de Vallvidrera, a la salida de Barcelona por la Vía Augusta, con un coste de 0,25 euros el kilómetro. Este tramo tiene una longitud de 16 kilómetros que valen entre 4,31 euros y 3,84 euros, en función de la hora (depende de si es hora punta o no).

En el tercer puesto está el tramo entre Sant Cugat y Manresa, que también tiene un coste de 0,25 euros por kilómetros. Los 41,8 kilómetros de tramo tienen un precio de entre 10,56 euros y 5,90 euros, en función del día: si es laborable vale más que si es sábado, domingo o festivo.

Lo cierto es que Cataluña cuenta con los tres peajes más caros de España y los tres están gestionados por la Generalitat, ya que los peajes gestionados por el Estado se suprimieron en septiembre. Hasta 2018, la autonomía catalana concentraba el mayor porcentaje de vías de pago de toda España (el 52%), pero se ha ido reduciendo sustancialmente la carga de peajes con la finalización de la concesión de dos autopistas de titularidad estatal y otras dos de la Generalitat. En concreto, las autopistas AP-7 entre Salou y la Jonquera y la AP-2 entre Zaragoza y El Vendrell; y, la C-32 norte (Maresme) y la C-33 (entre Barcelona y Montmeló). En total, son más de 400 kilómetros y un ahorro para los usuarios estimado por el Gobierno de hasta 752 millones de euros anuales.

El resto de peajes más caros de España son:

  • Túneles de Artxanda, en Vizcaya, con un coste de 0,25 euros por kilómetro (4,89 kilómetros por 1,27 euros)
  • Castelldefels-Vendrell, en la costa catalana que une las provincias de Barcelona y Tarragona, con un coste de 0,22 euros por kilómetro (49,5 kilómetros por entre 11 y 7,84 euros)
  • Alto Pedrizas-Málaga, en la provincia de Málaga, con un coste de 0,18 euros por kilómetro (28 kilómetros por entre 5,25 y 3,45 euros)
  • Villalba-Adanero, que une la Comunidad de Madrid con la provincia de Ávila, con un coste de 0,18 euros por kilómetro (69,6 kilómetros por 13 euros)
  • León-Campomanes, que une Asturias con León, con un coste de 0,17 euros por kilómetro (77,76 kilómetros por 13,5 euros)

Y, como contraparte, ¿cuáles son los peajes más baratos? Los tres más baratos son el gallego de Puxeiros-Baiona de 28 kilómetros por 0,06 euros por kilómetro; el madrileño que une Madrid con Ocaña de 88 kilómetros por 0,06 euros por kilómetro; y, el vasco entre Bilbao y Santurtzi de 17,8 kilómetros por 0,07 euros.