La Guardia Urbana detiene un autobús convertido en discoteca en Barcelona

En su interior había más de 70 personas y el conductor dio positivo en drogas

Bus con una discoteca por el centro de Barcelona
Bus con una discoteca por el centro de Barcelona FOTO: Guardia Urbana

Barcelona ha vivido su primer fin de semana sin restricciones en el ocio nocturno. Eso ha hecho que hayan aparecido algunos incidentes. El más llamativo de todos tuvo lugar la noche del viernes cuando agentes de la Guardia Urbana de la capital catalana detuvieron un autobús que circulaba como si fuera una discoteca.

El autobús, denominado Partybus, no tenía ningún tipo de permiso para hacer las funciones de discoteca. En su interior habían un total de 71 personas de fiesta. Sin embargo, el hecho más grave fue que el conductor del vehículo dio positivo en drogas, concretamente en cocaína y marihuana.

El vehículo, según informó la Guardia Urbana en sus redes sociales, fue detenido en Via Laietana junto a la plaza Urquinaona. En total fue acusado el Partybus de haber cometido hasta seis infracciones.

Partybus se anuncia en su página web como “una amplia pista de baile” en la que se pueden acoger a 70 personas, además de tener un servicio una barra y un Bartender que acompaña durante el trayecto. El vehículo “recorre y conoce Barcelona con un tour distinto”. Su alquiler cuesta 350 euros la hora.