El independentismo comete casi el 90% de los actos de violencia política en Cataluña

Las protestas y los graves disturbios por el rapero Hasél y el acoso a la familia de Canet por pedir un 25% de castellano, los casos más destacados según el Observatorio Cívico de la Violencia Política

Un hombre levanta las manos al lado de un incendio provocado por los manifestantes que apoyan a Pablo Hasel durante los disturbios en Barcelona a 17 de febrero de 2021
Un hombre levanta las manos al lado de un incendio provocado por los manifestantes que apoyan a Pablo Hasel durante los disturbios en Barcelona a 17 de febrero de 2021 FOTO: David Zorrakino Europa Press

El independentismo copa casi la totalidad de los incidentes de corte ideológico en Cataluña. A lo largo del año pasado, prácticamente el 90% de los actos -el 88,9%- y casos de violencia política fueron cometidos por grupos o personas independentistas, según se desprende del último informe del Observatorio Cívico de la Violencia Política en Cataluña.

En concreto, del total de 351 incidentes violentos, 312 fueron de personas o grupos independentistas. El acoso al niño de Canet por pedir más castellano en la escuela del Turó del Drac o las protestas derivadas del encarcelamiento de Pablo Hásel fueron los dos casos más destacados de 2021.

De hecho, febrero releva a octubre y se convierte en el mes con mayor conflictividad del año pasado al acumular hasta 73 incidentes, la gran mayoría relacionados con el rapero. Y diciembre le sigue con 43, casi todos relacionados con la campaña contra la familia de Canet por solicitar un 25% de castellano para el menor en la escuela Turó del Drac de la localidad.

Un caso que trascendió y generó una fuerte polémica al cruzarse con la histórica sentencia del TSJC que tumba la inmersión y fija el bilingüismo en las aulas.

Sobre los motivos de fondo de estos actos de violencia política registrados, “la hispanofobia se consolida como uno de los elementos centrales del discurso de odio político en Cataluña con 109 incidentes de un total de 351 (31,05 %)”, señala la radiografía promovido por la entidad Impulso Ciudadano y Movimiento contra la Intolerancia, la organización de derechos humanos especializada en la lucha contra los delitos de odio.

Se asienta, también, un modelo de violencia y discurso de odio en redes, a través de campañas de acoso y señalamiento y afirmaciones hispanófobas desde el ámbito nacionalista-independentista por parte tanto de particulares como de personas de relevancia pública durante todo el año”, concluye sobre casos como el de Canet.

La radiografía de 2021 -la cuarta de los últimos cuatro años que impulsa el Observatorio- señala que en el 74% de los casos (261 ocasiones) las víctimas de la violencia y odio ideológico han sido identificadas como contrarias a la secesión. Y sobre el ataque a sedes políticas, , las formaciones políticas de la órbita constitucionalista o contrarios a la independencia de Cataluña acumulan la casi totalidad de escraches: 64 de un total de 66, un 96,97 % del total.

Y, por tercer año consecutivo, la entidad más atacada fue el colectivo de jóvenes constitucionalistas S’ha Acabat! (siete incidentes, 63,64 % del total), seguido de la Asamblea por una Escuela Bilingüe (dos incidentes, 18,18 % del total) y Societat Civil Catalana (un incidente, 9,09 %).

“Esas actuaciones violentas son toleradas por el poder público, sin que la policía impida que se produzcan, y han llegado a ser defendidas directamente. Al mismo tiempo, se aprecia cómo el plan de confrontación con el conjunto de España desarrollado por los nacionalistas durante décadas ha dado lugar a fenómenos de hispanofobia que parecen haberse cronificado en nuestra sociedad”, concluye el informe.