Así es Perseverance, el nuevo “rover” de la Nasa que recorrerá la superficie de Marte

El rover mide tres metros de largo, pesa 1.043 kilos, tiene 23 cámaras, dos micrófonos y un brazo robótico de dos metros

¿Cómo es Perserverance, el nuevo robot de la Nasa, que llegará en febrero próximo a Marte? El vehículo, del tamaño de un pequeño auto, tiene seis ruedas y mantiene las mismas dimensiones de su predecesor de 2011, el robot Curiosity. Mide 3 metros de largo, 2,7 metros de ancho y pesa 1.043 kilos. Tiene ojos (23 cámaras), oídos (dos micrófonos para escuchar los sonidos de Marte), un complejo laboratorio con 7 instrumentos científicos y un brazo robótico de dos metros.

Sus instrumentos más importantes son dos láseres y un equipo de rayos X que, proyectados sobre rocas, ayudarán a analizar su composición química y molecular, e identificar posibles compuestos orgánicos. A bordo, también lleva un minihelicóptero experimental de 1,8 kg, llamado Ingenuity. Su nombre apela a la inteligencia, la capacidad de innovar y la originalidad. E intentará el primer vuelo de un helicóptero en otro planeta un mes después del aterrizaje del rover.

Después de seis meses de viaje, para aterrizar en Marte el Perseverance utilizará un paracaídas, un vehículo de descenso con retrocohetes llamado “skycrane”. Después de que el vehículo viaje a una velocidad lo suficientemente lenta gracias al paracaídas, un escudo térmico se separará y la etapa de descenso se separará de la carcasa.

Los cuatro motores orientables lograrán reducir la velocidad de descenso y cuando se alcance el valor de casi cero, el Rover se liberará mediante unas sogas de acero que se utilizarán para bajarlo al suelo. Luego, la carcasa se alejará impulsada por los retrocohetes sin dañar el robot.

El vehículo puede recorrer un promedio de 200 metros cada día marciano, lo que es ligeramente superior al de la Tierra (equivalente a 24 horas y 39 minutos), y con la denominada SuperCam, logrará obtener no sólo imágenes sino análisis de composición química y mineralogía del suelo con observación a distancia.

El rover desenterrará partes de la superficie del planeta y recolectará muestras que, con suerte, serán recogidas por otra nave espacial que sea capaz de transportar dichos materiales de regreso a nuestro mundo. Perseverancia tendrá el instrumento científico Moxie, que permitirá obtener oxígeno a partir del dióxido de carbono presente en el aire marciano. Tanto el sistema de Navegación por Terreno Relativo, que ayuda al rover a evitar peligros durante el aterrizaje de forma autónoma, como el conjunto de sensores de los Instrumentos de Entrada, Descenso y Aterrizaje del Laboratorio Científico de Marte 2, que reúne datos cruciales durante su paso a través de la atmósfera marciana, ayudarán a las futuras misiones humanas a aterrizar con mayor seguridad y con cargas útiles más grandes en otros mundos.

Perseverance también posee características que ayudarán a los astronautas una vez que estén en la superficie de otros mundos: inteligencia de pilotaje mejorada para un viaje más eficiente y el conjunto de instrumentos del Analizador de Dinámica Ambiental de Marte (MEDA por sus siglas en inglés), que proporcionará información clave sobre condiciones meteorológicas, clima y polvo. El rover llevará una placa de aluminio en conmemoración a la pandemia por covid-19 que tuvo origen en la Tierra (NASA).