Comunidad Valenciana

Condenado a cinco años de cárcel el exmarido de la vicepresidenta valenciana Oltra por abusos a una menor

Era educador de un centro de menores donde residía la niña de la que abusó

El exmarido de la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha sido condenado a cinco años de prisión como autor de un delito continuado de abuso sexual a una menor de 14 a la que, paradójicamente, debía proteger ya que se encontraba internada en el centro de menores en el que él trabajaba como educador.

Publicidad

La Sección Segunda de la Audiencia de Valencia da credibilidad al relato de la menor en el juicio, según el cual, el educador, en ocasiones, le hacía masajes en la cabeza para ayudarle a dormir. En varias ocasiones y cuando creía que la menor estaba dormida, bajaba sus manos hasta las piernas de la niña, y luego, cogiéndole su mano, se masturbaba. La menor, que era consciente de que el educador se estaba masturbando, quedaba «en estado de shock» por lo que no hacía nada por evitarlo. Estos hechos fueron posibles porque la niña dormía con frecuencia en un cuarto aparte y sola, , dado que su comportamiento era difícil.

La sentencia también fija la responsabilidad civil en 6.000 euros, la prohibición de acercarse a menos de 200 metros de la víctima, así como a diez años de inhabilitación para ejercer cualquier actividad que tenga que ver con menores.

Señala que «el convencimiento acerca de la realidad de los hechos declarados probados lo ha obtenido la Sala tras valorar en conciencia las pruebas practicadas en el acto del juicio oral consistentes en la declaración de la menor víctima de los hechos, de los agentes de la Policía Nacional» y de educadores del centro, así como informes periciales forenses. «Consideramos, efectivamente, que dicho acervo probatorio es apto para enervar la presunción de inocencia más allá de toda duda razonable».

Explica el Tribunal que considera creíble la declaración de la menor y que siguiendo la doctrina del Constitucional y del Supremo, considera prueba suficiente «en delitos de esta naturaleza, al igual que en los de violencia de género, que se desarrollan las más de las veces en el ámbito de la intimidad».

Publicidad

La sentencia hace referencia a que la menor sabía que el educador tenía relación con un alto cargo de la Generalitat, por lo que tuvo miedo de que no la creyeran, lo que pudo retrasar la denuncia. Concreta el texto que «cabe añadir la circunstancia de que efectivamente el acusado mantenía, al parecer, en la fecha de los hechos una relación de parentesco con un alto cargo de la Generalitat, algo que era conocido por todos en el centro, lo que representaba para la menor una dificultad añadida a la hora de formular la denuncia ante el temor de que no sería creída».

Llegó esposada

Los magistrados también hacen especial referencia a las circunstancias en las que llegó la chica al acto del juicio, celebrado el pasado 7 de noviembre. La menor “vino conducida por la Policía, por encontrarse en un centro de corrección de menores, esperando a prestar testimonio en la habitación contigua a la Sala de vistas en que se iba a celebrar el juicio, permaneciendo esposada y custodiada por dos agentes de la Policía Nacional, encontrándose en dicha habitación igualmente personal de la Oficina de Atención a la Víctima del Delito por lo que no existía riesgo alguno de que pudiera fugarse de la sede judicial. Al apercibirse de dicha circunstancia la presidenta del Tribunal, pidió a los agentes que le retiraran las manillas a la menor, que se encontraba llorando, negándose aquellos a atender a dicha petición produciéndose una nueva victimización de la niña con clara infracción de sus derechos a recibir el apoyo, asistencia y trato respetuoso por todas las autoridades y funcionarios a lo largo del proceso penal, así como a su dignidad y a la debida asistencia, con infracción del Estatuto de la Víctima del Delito”.

Publicidad

Oltra espera la sentencia para aplicarla

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha asegurado sobre la sentencia que condena a cinco años de prisión a un educador de un centro de acogida de Valencia, acusado de abusar de una menor, que la Conselleria espera “con urgencia” su notificación para después “instar al centro a que se aplique”.Oltra ha hecho estas manifestaciones en la Diputación de Castellón tras reunirse con su presidente, Josep Martí, al ser preguntada por la resolución judicial que condena a su exmarido -aunque sin relación sentimental con ella cuando se produjeron los hechos-, a cinco años de prisión por haber abusado de una mejor de 14 años que estaba bajo sus tutela. La también consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas ha señalado que su departamento “no hace valoraciones de las sentencias” sino que tiene que “aplicarlas”. En este sentido, ha explicado: “Lo que la Conselleria obviamente está esperando es que con urgencia el tribunal nos notifique los términos concretos de la sentencia y a partir de ahí, instar al centro a que se aplique la sentencia en sus propios términos”.

Al parecer, la Conselleria de Igualdad que preside Mónica Oltra, ha esperado a que se promulgue la sentencia para tomar una decisión sobre el controvertido educador, ya que, tal y como manifestó la propia Oltra en una comparecencia anterior, la Fiscalía no había reclamado medidas cautelares, que sí hubieran supuesto apartar al educador por lo menos del centro donde sucedieron los hechos y en el que, hasta ayer, sí que trabajaba el hoy condenado.

La menor sí que fue trasladada a otro centro para evitar el contacto con el condenado