Compromís pide a Puig la dimisión de la vicealcaldesa de Oliva (PSOE)

Un juzgado de gandía investiga posibles delitos de prevaricación a consecuencia de una obras que realizó en su vivienda sin las correspondientes licencias urbanísticas. El PP pide una comisión municipal de seguimiento de los hechos

Líderes de Compromís en Oliva (Valencia) han pedido a los dirigentes del PSOE, con quien gobiernan en el municipio, que fuercen la dimisión de la vicealcaldesa, la socialista Ana Morell, investigada por presuntos delitos de prevaricación, malversación, tráfico de influencias y prevaricación urbanística, por unas obras que realizó en vivienda situada en el casco protegido de la ciudad para la que solo pidió una licencia de obra menor por un importe de 5.500 que después se convirtieron en más de 70.000 según un informe estimado del arquitecto municipal. Es decir, una desviación económica por exceso de obra del 1.187 por cien.

Así consta en un informe reciente elaborado por el que fuera concejal de Urbanismo y Hacienda por Compromís de la anterior legislatura, Vicent Canet Llidó, en el que se hace un exhaustivo repaso de los hechos donde señala, que por más que Morell intente desviar la atención, «hacer obras sin licencia por parte de un cargo público es un hecho de la importancia suficiente como para que la autora presente la dimisión o sea obligada a hacerlo desde el partido por un comportamiento poco ético.

Una situación similar en cualquier otro lugar hubiera hecho saltar por los aires el pacto de legislatura entre los dos partidos, según denuncia el líder del PP en Oliva, Salvador LLopis. Mientras, el anterior concejal de Urbanismo y de Hacienda, Vicent Canet, le pide a Ximo Puig que tome cartas en el asunto.

Nadie entiende en Oliva (Valencia) como la actual vicealcaldesa de la población, Ana Morell (PSPV-PSOE) dio su apoyo al David González (Compromís) para que accediera a la alcaldía, a pesar de no haber sido la formación más votada. Tampoco que el partido valencianista le pidiera sus votos y llegaran a un acuerdo de Gobierno, después de que la concejala socialista presentara una querella contra él y otros tres regidores en el que se pide su inhabilitación durante diez años para ejercer cualquier cargo público.

Tampoco importó que la fiscalía tenga abierta una causa en el Juzgado número 1 de Gandía en el que se investiga si Morell se reformó totalmente una vivienda protegida del casco urbano sin la correspondiente licencia municipal.

Una guerra personal entre ambos líderes que paraliza la ciudad o genera actos paralelos organizados por los dos partidos en liza, como la fiesta de Fin de Año, que se celebrará en dos lugares diferentes.

Dada la situación, el PP, junto a Cs y Projecte Oliva han exigido que Copromís y PSOE rompan su pacto de Gobierno y cree una comisión de seguimiento.