El PP lamenta “la falta de sensibilidad” de Ribó con el sector de hostelería

El alcalde ha denegado la petición del sector de eximirles de la tasa de terrazas

La portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, ha lamentado este lunes la “falta de sensibilidad” del Gobierno municipal con el sector de la hostelería al denegarles su petición de que se le exima de la tasa de terrazas para 2021.

La Comisión de Hacienda ha desestimado hoy las alegaciones presentadas por la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV) contra la Ordenanza Fiscal General para que el Ayuntamiento suspendiera el pago de la tasa por la Ocupación de Terreno de uso público por Mesas y Sillas con finalidad lucrativa cobrada al sector en los meses anteriores a la declaración del estado del alarma “debido a la situación económica crítica que atraviesa el sector”.

María José Catalá ha reclamado un “plan específico de ayudas, bajadas de impuestos, que se escuche a los sectores afectados, y cuidar sobre todo a las personas que todos los días abren sus persianas y crean empleo”, según un comunicado remitido por la formación.

Catalá ha pedido a las Administraciones sensibilidad con el sector de la hostelería y el ocio, “que se encuentra en una situación límite, y del que dependen cientos de puestos de trabajo en la ciudad” y ha explicado que el grupo popular “se ha opuesto en la Comisión de Hacienda que se desestimaran las alegaciones planteadas por la Federación (FEHV) y que se escuchara también su propuesta de eximición de la tasa para 2021.

”Ha criticado que la subida de impuestos que aplicó Ribó y el PSPV afectó especialmente a la actividad económica y, en este sentido, ha informado de que “desde que gobiernan Ribó y los socialistas la tasa de terrazas de las cafeterías, bares y restaurantes se ha incrementado un 128 por ciento en la zona centro y un 75 por ciento en la zona 2 del resto de barrios”.

En concreto, un establecimiento del centro pagaba con el PP 38,85 euros por metro cuadrado y ahora pagará 88,89 euros por metro cuadrado, mientras que uno de la zona 2 pagaba con el PP 28,62 euros por metro cuadrado y ahora pagará 42,99 euros.

“De la hostelería dependen muchos puestos de trabajo en la ciudad”, ha asegurado Catalá, quien ha lamentado que con la “subida de tasas y la incertidumbre creada por la pandemia de la covid19 hay empresas que tienen problemas para mantener sus plantillas, porque una parte de su actividad está vinculada con las terrazas”.