Educación con valor emocional, la apuesta del Caxton College para hacer frente a la pandemia

Este centro educativo británico potencia el bienestar emocional en los alumnos para minimizar el impacto social que está provocando la covid-19

Escolares del Caxton College de Valencia
Escolares del Caxton College de ValenciaGoogleGoogle

Identificar las necesidades de sus alumnos para ofrecerles, de manera individualizada, los recursos educativos que mejor se adapten a cada uno. Esta es una de las principales tareas del Colegio valenciano Catxon College.

Según explican desde esta comunidad docente, que recientemente revalidó el sello de calidad educativa de mayor prestigio internacional, algunos niños han desarrollado aprensiones que están afectando a su enseñanza debido a esta época de pandemia, tras meses de tensión acumulada y un futuro incierto a corto plazo.

“Somos conscientes de que algunos alumnos pueden sentir algo de ansiedad o miedo. Por eso, ahora más que nunca debemos escucharles y hacerles ver que somos nosotros los que manejamos nuestras emociones, no al contrario. Podemos enseñarles a crear sentimientos opuestos al miedo o a la ansiedad con el optimismo realista, sabiendo que si todos somos responsables, nos cuidamos y respetamos a los demás, todo irá bien”, asegura Silvia Sanchis, psicóloga del departamento Psicopedagógico de Primaria de Caxton College.

Desde el ciclo de Infantil hasta Bachillerato, y mediante asambleas sobre Bienestar y Salud Mental, se han intensificado los mensajes relacionados con valores fundamentales como la resiliencia o el positivismo. En todas ellas se ha apelado al pensamiento crítico para que el alumno razone y pueda, con apoyo de los profesores, desbloquear cierto desasosiego que le impide avanzar en el aprendizaje cotidiano.

Este colegio lleva años promoviendo este tipo de valores en su currículum por lo que, tal como explica su directora, los alumnos están bien equipados y disponen de habilidades necesarias para afrontar este reto y sacar lo mejor de esta difícil situación. “Es muy importante que seamos capaces de ayudarles a controlar sus emociones porque de este modo conseguirán mantener un estado de ánimo estable y positivo. Sabemos que si los alumnos están felices tienen mayor grado de concentración y aprenden con mejores resultados”.