Puig insta a repensar el AVE como instrumento para la cohesión transversal

Ha recriminado que la España radial haya dejado de lado polos estratégicos como el Corredor Mediterráneo

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig (i) y el ministro de Transporte, Jose Luis Ábalos intervienen en el acto conmemorativo del décimo aniversario de la Alta Velocidad en València
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig (i) y el ministro de Transporte, Jose Luis Ábalos intervienen en el acto conmemorativo del décimo aniversario de la Alta Velocidad en ValènciaJuan Carlos CárdenasEFE

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha valorado que la gran inversión de la Alta Velocidad ha permitido “avanzar” aunque no a todas las capitales por igual y ha instado a “repensar” el AVE como “un instrumento para la cohesión transversal de la España real”, en la que no todo pase ni esté en Madrid.

Así lo ha dicho en el acto conmemorativo del décimo aniversario de la Alta Velocidad en València en el que el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, ha resaltado que fue un “hito” que transformó la ciudad y ya ha desplazado a 22 millones de pasajeros y el alcalde, Joan Ribó, ha reclamado la “deuda histórica” en infraestructuras ferroviarias.

Ha destacado la importancia de estos 10 años de alta velocidad entre València y Madrid, que se “unían del modo que merece su importancia como eje económico y social” y ha valorado la importancia de que este aniversario llegue en pleno debate territorial de España.

”En el año 2000, el Gobierno defendía la alta velocidad para favorecer un desarrollo regional equilibrado, reforzar la cohesión interregional y mejorar la competitividad regional de nuestra economía. Hoy podemos decir que la gran inversión en alta velocidad nos ha hecho avanzar pero una capital ha avanzado mucho más que todas las demás”, ha detallado.

Ha recriminado que la España radial haya dejado de lado polos estratégicos como el Corredor Mediterráneo y que València aún no se haya conectado con Barcelona y ha valorado lo que supone el AVE para el medio ambiente por la reducción de viajes en avión y que es un corredor de mercancías fundamental que ha hecho la vida más cómoda, “acercado y retroalimentado” a dos potencias turísticas como Madrid y València y “acelerado” sus relaciones comerciales.

”Diez años después del primer viaje, es el momento de repensar el AVE como un instrumento para la cohesión transversal de la España real”, ha sostenido.

El ministro ha destacado también que la puesta en servicio del AVE permitió “ahorrar tiempo y dinero”, así como “cohesión social y territorial”, además de haber evitado la emisión a la atmósfera de 1.400.000 toneladas de CO2.

Este “hito”, ha dicho, se logró con 391 kilómetros de vía (438 kilómetros si se incluye la conexión a Albacete) y con una inversión de 6.600 millones de euros, cerca de 2.000 millones de ayudas de la Unión Europea, y ha destacado que la alta velocidad ya ocupa una cuota de mercado en relación al avión del 90 %.

Ha destacado que antes se recorrían 500 kilómetros en más de tres horas y ahora se acorta a 390 kilómetros y 100 minutos y ha afirmado que más de 22,6 millones de personas han viajado en estos trenes, con una puntualidad media del 95 % y una velocidad comercial sin paradas de 231 kilómetros a la hora.

El ministro ha asegurado que la red actual de Alta Velocidad se encuentra en desarrollo por lo que parte del trazado de la línea Madrid-Castilla La Mancha-Comunidad Valenciana-Murcia es el que utilizarán los habitantes de Elche, Orihuela, Murcia, Cartagena, Lorca o Almería para desplazarse a Madrid, València o Barcelona.

Ha aludido a la liberalización del ferrocarril que permitirá democratizar aún más la Alta Velocidad y obtener una mayor rentabilidad social a la inversión realizada y ha recordado que en la primera fase, en primavera “si la pandemia lo permite”, Renfe, OUIGO (SNCF) e ILSA competirán.

”Los viajeros verán incrementados de media en un 50 % el número de trenes lo que debería significar una reducción de los precios de la que todos los viajeros podrán beneficiarse”, ha resaltado.

Joan Ribó, además de destacar las ventajas del AVE a nivel ambiental y tecnológico, ha subrayado su voluntad de compartir con el Gobierno del Estado “el objetivo de convertir València en el nodo fundamental del Corredor Mediterráneo en su zona sur”.

Sin embargo, ha señalado la necesidad de “reflexionar sobre el desarrollo del alta velocidad” porque las lineas están pensadas para comunicar Madrid con el resto de grandes ciudades españolas y otras líneas como el eje mediterráneo “se han postergado”, pese a ser “prioritarias para el turismo y la exportación valencianas”.

Ha recordado que la estación y el acceso provisional son “provisionales” y queda pendiente solucionar el canal de acceso, la estación central y el túnel pasante, y ha instado a dar “el primer paso”.

Antes de sus intervenciones, la comitiva ha visitado la exposición fotográfica conmemorativa, una parte en el vestíbulo de la estación Joaquín Sorolla y otra en el interior de un tren Ave de la línea Madrid-València con 193 fotografías con imágenes desde el viaje inaugural a grupos deportivos, otras muestras conmemorativas o un torneo de ajedrez.