Valencia aprueba un presupuesto de 915 millones con la abstención de Cs

PP y Vox votan en contra de las cuentas municipales

El pleno del Ayuntamiento ha aprobado el presupuesto municipal de 2021
El pleno del Ayuntamiento ha aprobado el presupuesto municipal de 2021JOSE JORDANAyuntamiento de Valencia

El Ayuntamiento de Valencia ha aprobado este miércoles, con el apoyo de Compromís, PSPV y Podem, la abstención de Ciudadanos y el voto en contra del PP y VOX un presupuesto para el próximo año de 915 millones de euros, 17 más que el anterior.

Según ha informado la Corporación municipal en un comunicado, durante la última sesión plenaria de un año marcado por la pandemia del coronavirus, el equipo de Gobierno ha defendido que este nuevo presupuesto “es fruto del acuerdo marco para la recuperación y reconstrucción, firmado por 31 de 33 miembros de la corporación”.

En el debate previo a este acuerdo, que se ha desarrollado conjuntamente al de otros asuntos relacionados con la Hacienda Pública, el concejal Vicente Montáñez, de Vox, ha vuelto a hablar de los “presupuestos de la muerte”, han informado las mismas fuentes.

“Con estas cuentas el equipo de gobierno descuida la dramática situación que vive la ciudadanía y dicta la sentencia de muerte de las personas que, al principio, se supone que iba a rescatar”, ha lamentado.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, que ha recordado que ha presentado, entre alegaciones (319) y reclamaciones, unas 330 propuestas, ha explicado que “la intención de su grupo es llegar a acuerdos para que el Pacto de Reconstrucción no se quede en papel mojado”.

“Tenemos que imponer la cultura del diálogo en beneficio de la ciudadanía”, ha reiterado. “De esta forma, hemos conseguido 15 millones de euros para ayudas directas para autónomos y pymes, y hemos ampliado el cheque escolar 5 millones de euros, una ayuda que también se abonará en julio. Así mismo, hemos conseguido aplazar hasta el 30 de junio el pago de impuestos”, ha celebrado el portavoz de Ciudadanos.

La portavoz del Partido Popular (PP), María José Catalá, ha lamentado “que el documento no haya incorporado peticiones de profesionales afectados (CEV y HOSBEC) por la pandemia” y ha asegurado que “el voto de Ciudadanos se enmarca en una estrategia política porque las cuentas no reflejan los pactos”.

“El equipo de Gobierno no ha bajado el recibo del agua, no ha realizado una línea de ayudas específicas para hosteleros, se niega a comprar máscaras para la población más vulnerable, no ofrece ayudas para proteger a la ciudadanía, y sí que decide subirse el sueldo”, ha enumerado la popular para argumentar el voto de su grupo en contra.

En su intervención, el concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, ha indicado que “tres de cuatro grupos políticos que participaron en la Comisión de Reconstrucción entienden que los presupuestos respetan estos acuerdos”, y ha defendido “la valentía de quienes aunque piensan diferente tienen el coraje de sentarse y acordar unas cuentas que abogan por la salud y la reactivación económica”.

En la sesión plenaria también se han debatido las tarifas de la EMT, y la operación de leasing para renovar la flota con 81 autobuses, una actuación que -según ha asegurado el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi- “marca la diferencia entre el anterior y el actual gobierno que trabaja para dar un servicio de transporte público de calidad a la ciudadanía”.

Giuseppe Grezzi ha destacado que en cinco años el Gobierno municipal habrá incorporado 348 nuevos autobuses, “una iniciativa que se enmarca dentro del proceso de transformación de la ciudad”.