Vox pide a la izquierda valenciana que “saque sus sucias manos de la educación de nuestros hijos”

A su modo de ver, la nueva asignatura de educación afectivo-sexual “roza la corrupción de menores”

La síndica del grupo parlamentario de Vox en Les Corts Valencianes, Ana Vega
La síndica del grupo parlamentario de Vox en Les Corts Valencianes, Ana VegaBiel AliñoEFE

La síndica de Vox en las Cortes Valencianas, Ana Vega, ha respondido al anuncio de que la asignatura de educación afectivo-sexual será obligatoria en la Comunidad Valenciana a partir de los seis años, que hizo ayer la portavoz Mónica Oltra, señalando que la izquierda debe “sacar sus sucias manos de la educación de nuestros hijos”.

VOX señala en un comunicado divulgado hoy que “la recientemente anunciada Estrategia Valenciana contra las Violencias Sexuales del gobierno del Botánico supone una aberración moral, además de constituir una flagrante violación de los derechos de las familias a educar a sus hijos en los valores morales que estimen oportunos tal y como reza el artículo 27.3 de la Constitución Española”. 

Vega se ha mostrado muy contundente ante lo que ella califica como “una nueva ocurrencia del Consell que, como poco, roza la corrupción de menores. Los mismos que están implantando la mediocridad como único mérito en el sistema educativo están centrando todos sus esfuerzos en enseñar sexualidad a niños de 6 años que todavía tienen muy lejos el completar el libre desarrollo de la personalidad. No entendemos qué fijación tiene la izquierda con el sexo ni cual es el interés que anteponen a la libertad de las familias para llevar el sexo a las escuelas”.

”Los padres somos los únicos responsables de la educación moral de nuestros hijos y debemos ser nosotros los que decidamos qué aprenden y cuándo lo aprenden en lo que a educación sexual se refiere. Los progres están causando un daño irreparable a una generación de niños que crecerán aprendiendo una visión politizada de asuntos tan incuestionables como la biología”, señala el comunicado.

”Lo que defendemos es de puro sentido común. Los niños deben ir al colegio a aprender lengua, matemáticas, ciencias naturales y todas las asignaturas tendentes a garantizar aprendizaje de los conocimientos académicos necesarios para su formación y no a que un profesor, sin conocimiento previo de los padres, enseñe a los niños nada sobre su sexualidad”.

”Desde Vox derogaremos todas las leyes ideológicas que en el ámbito educativo está aprobando un gobierno errático que únicamente piensa en arruinar a la población, adoctrinarla en las políticas pancatalanistas y en envenenar a los niños con una ideología de género inventada en los laboratorios de ideas del marxismo. Y no lo haremos solos. Tenemos junto a nosotros a las familias que están hartas de que les diga que los hijos no son suyos y que serán los políticos los únicos que decidan sobre su educación. Nos enfrentamos a un monstruo cuya ideología atenta directamente contra el catálogo constitucional de derechos y libertades de los españoles”, afirma la Portavoz de la formación de Santiago Abascal.