Andalucía copa el espacio de la citricultura valenciana

El peso de la superficie agrícola de la Comunidad en España cae 13 puntos en 30 años, mientras los andaluces doblan sus hectáreas de cultivo

Imagen de la manifestación de agricultores realizada hoy entre las localidades de Favara y Tavernes
Imagen de la manifestación de agricultores realizada hoy entre las localidades de Favara y Tavernes FOTO: La Razón La Razón

Durante los últimos 30 años, la Comunidad Valenciana ha pasado de contar con casi 179.000 hectáreas de cultivos citrícolas (naranjas, mandarinas, limones, y otras variedades), a menos de 160.000 el año pasado, una caída del 10,5 por ciento que contrasta con el comportamiento del mismo sector en otras comunidades que cuentan con esta misma actividad.

No obstante, el caso que llama poderosamente la atención es el de Andalucía, una región que ha sabido aprovechar el mal momento para la citricultura en la Comunidad Valenciana, y se ha ido expandiendo hasta contar en este momento con más de 85.000 hectáreas de cultivo de cítricos, frente a las 41.000 que tenía hace 30 años. Es decir, en el mismo periodo en el que los valencianos han perdido 18.000 hectáreas, los andaluces han doblado su capacidad de producción.

Esta pérdida de hectáreas se ha visto reflejada en el peso del sector citrícola valenciano en el conjunto de España. En el año 1990, la Comunidad representaba el 67,2 por ciento de la superficie citrícola española, frente al 53,7 por ciento actual, 13,5 puntos menos. Por su parte, Andalucía ha crecido del 15,7 por ciento al 28,7, 13 puntos más, justo el peso que ha perdido la Comunidad Valenciana.

Pero Andalucía no es la única comunidad autónoma que ha mejorado su posición en cuanto superficie de producción citrícola. Murcia, otra de las grandes regiones productoras, ha ganado 5.000 hectáreas en todo este periodo, hasta situarse en más de 39.500. Por su parte, Cataluña ha incrementado su superfice desde las 6.000 hectáreas de los años 90 hasta las más de 8.700 en la actualidad.

«Moriremos peleando»

La grave situación del sector ha llevado hoy a que, una vez más, decenas de agricultores se lencen a la calle con sus vehículos en protesta por los precios abusivos para los productores, la falta de productos para luchar contra las plagas y la entrada de frutas de países terceros.

La manifestación, que se ha producido entre las localidades valencianas de Favara y Tavernes, ha contado con la presencia de todas las organizaciones agrarias de la Comunidad Valenciana así como de las cooperativas.

El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), Cristóbal Aguado, ha asegurado que el campo valenciano saldrá a la calle «tantas veces como sea necesario» y ha advertido de que los actos de protesta van a continuar, hasta que se celebra una gran manifestación en Madrid con representantes de otras autonomías.

«Si tenemos que morir, moriremos luchando», ha asegurado el representante agrario, quien denuncia la falta de apoyo por parte del Gobierno español y valenciano. En este sentido, recuerda que en Francia se ha aprobado una Ley de la Cadena Alimentaria mucho más eficiente que la española e instó a los representantes políticos a que tomen ejemplo y apliquen esta solución.