Una candidatura alternativa aspira a “rejuvenecer” el Colegio de Farmacéuticos de Valencia

Elisa Alcayde aboga por un modelo mediterráneo de implantación de las farmacias

Elisa Alcayde, frente a parte de su candidatura con la que aspira a dirigir el Colegio de Farmacéuticos de Valencia
Elisa Alcayde, frente a parte de su candidatura con la que aspira a dirigir el Colegio de Farmacéuticos de Valencia FOTO: La Razón La Razón

Liderados por la farmacéutica Elisa Alcayde Fort, casi una cuarentena de colegiados de Valencia han presentado una candidatura alternativa para presidir el Colegio de Farmacéuticos de Valencia, y que éste vuelva a ser, en palabras de Alcaide, “la casa de todos los colegiados”.

Por lo pronto, en el programa de la candidatura que se denomina “Farmacéuticos de corazón”, se incluye una vocalía para aquellos colegiados sin oficina de farmacia, es decir, aquellos que trabajan en la industria o en el sector sanitario.

Alcayde disputará por tanto a Jaime Giner la presidencia y gestión del Colegio durante los próximos cuatro años, como cabeza de lista de ‘Farmacéuticos de Corazón´, en la que también se integran María del Mar Méndez Sala, Isabel Boix Baixauli, Guillermo Grau y Paco Clemente como Comisión Permanente, junto a otros 34 Vocales,

Alcayde destacó que su candidatura está compuesta en su mayoría por mujeres y que prácticamente todos tienen menos de cincuenta años, lo que considera fundamental “para la necesaria renovación del Colegio”.

Aboga por el “modelo mediterráneo” de farmacia que asegura que las oficinas se extiendan por toda la geografía y se asegura el servicio, frente a la pretensión liberalizadora de algunos sectores.

Alcayde ha explicado que el desencadenante de la candidatura alternativa fue la propuesta de la actual directiva del Colegio para que la junta recibiera un salario, una propuesta que pese a ser rechazada, generó malestar.

La candidata rechaza que “gente que o pertenece al sector quiere participar del proyecto” y ha denunciado el intrusismo que sufre su profesión.

Los pilares sobre los que se sustentará el programa electoral, que Farmacéuticos de Corazón presentará detalladamente en los próximos días, serán fundamentalmente economía, formación y deontología, con propuestas concretas como la no profesionalización de la junta, el límite de mandatos, la mejora en la oferta formativa y su coste al colegiado, y la implantación de un canal ético.