Compromís sobre el liderazgo de Oltra, “es ella quien decidirá lo que quiere hacer”

La portavoz de la coalición en Les Corts aclara que si no quiere optar a la Presidencia de la Generalitat existen alternativas

La síndica de Compromís en Les Corts, Papi Robles
La síndica de Compromís en Les Corts, Papi Robles FOTO: Ana Escobar EFE

La síndica de Compromís en Les Corts, Papi Robles, asegura que por lo que a ella respecta, Mónica Oltra ha sido y seguirá siendo la candidata de la coalición a la Presidencia de la Generalitat, aunque ha señalado que es una decisión personal que deberá tomar la vicepresidenta del Consell en su momento.

“Mónica hará lo quiera hacer, cuando lo quiera hacer”, señala en una entrevista con la Agencia EFE, en la que afirma que en caso de que Oltra no quisiera presentarse, Compromís tiene “liderazgos disponibles”, pues es “un proyecto muy lleno de liderazgos compartidos”.

Ademas, ha criticado la actuación de la oposición. “No encontramos esos espacios de posibilidad de diálogo cuando escuchas a cierta gente decir que se ve más cerca de Vox que de nosotros” o cuando se emprende “una guerra sucia de acoso personal a Mónica” Oltra. “A partir de ahí, ¿cómo podemos construir?”, se pregunta.

Robles (Murcia, 1982), quien esta semana se ha estrenado como síndica del grupo parlamentario tras la marcha de Fran Ferri, reconoce que el de Oltra es un “liderazgo brutal”, pero cree que está sustentado, además de en su cualidades, en una coalición que deja que todo el mundo pueda crecer, y en unas políticas que han supuesto “una revolución”.

En este sentido, cree que si Oltra no quisiera dar ese paso de nuevo, Compromís tiene “capacidad de dialogar y llegar a acuerdos” y “liderazgos disponibles”, aunque su apuesta es que Oltra pueda seguir encabezando la candidatura a la Generalitat.

A Robles no le preocupan los acercamientos de Mónica Oltra hacia la vicepresidenta del Gobierno Yolanda Díaz y la plataforma de izquierdas que está impulsando. “Todo lo contrario, creo que es muy característico de lo que nosotros hacemos”, dice.

“Evidentemente, tenemos unos bagajes y aprendizajes que se tendrán que poner sobre la mesa a la hora de tomar decisiones cuando lleguen las elecciones”, pero “no me preocupa; cuanto más se escucha, más se aprende y cuanto más se comparte, más grande es el proyecto”, señala.

Aunque la aspiración de Compromís es ganar las elecciones y gobernar en solitario, su nueva síndica -ingeniera forestal y expresidenta del Consell Valencià de la Joventut- cree que el Gobierno del Botànic, que comparten con el PSPV-PSOE y Unides Podem, está “más consolidado que nunca”, pues tras más de seis años de relación cada vez saben mejor cómo gestionar sus diferencias.

Por ello no le da miedo que las diferencias puedan hacerse más patentes en el año y medio que quedan para las elecciones autonómicas, pues considera que esas diferencias son las que “hacen crecer el proyecto del Botànic”.

Obediencia valenciana

Para Robles, el rol de Compromís es el de “estirar mucho” de sus socios para que los derechos de los valencianos mejoren, ya que es el único partido “de estricta obediencia valenciana”, lo que les permite mantenerse “siempre firmes” en cuestiones como la reivindicación de “una financiación justa” para los valencianos.

“Ni Unides Podem ni el PSPV pueden jugar igual que nosotros jugamos. Me gustaría que los partidos valencianos tuvieran, por encima de cualquier rol dentro de su partido, el rol de la defensa de los intereses valencianos”, asegura, y añade: “Me gustaría que la gente jugara como juega Compromís”.

La emergencia climática será una de las prioridades de la nueva sindica, junto con la defensa de los derechos sociales, la financiación justa y la mejora de la red de Cercanías, y en este sentido, asegura que le hace ilusión que una de las iniciativas que podrá abordar en el cargo sea la de aprobar la tasa turística en la Comunitat Valenciana.

También espera poder alcanzar un acuerdo con los socialistas para frenar la ampliación del puerto de València, pues confía en la capacidad del PSPV de entendimiento ya que llevan seis años gobernando juntos y se han entendido.

Más complicados ve los acuerdos con la oposición (PP, Ciudadanos y Vox), pues cree que estos partidos “se han empeñado en hacer una oposición cercana la extrema derecha”, a la que hacen guiños continuamente, y ve difícil poder construir de esa manera.