Feijóo se desliga de los pactos poselectorales: “Solo gobernaré si ganamos”

El único candidato a liderar el PP defiende que el PP debe “ensancharse” para volver a ganar por mayoría absoluta

El candidato único a la presidencia del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha abierto su gira por todas las comunidades autónomas con un acto con militantes en Valencia. La primera parada ha sido una inmersión en la ciudad. Ha acudido al Ayuntamiento para escuchar una mascletá y previamente ha mantenido un encuentro en el despacho del alcalde Joan Ribó con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

Feijóo ha sido recibido por unos 500 militantes entre aplausos y vítores de “presidente”. El gallego ha hecho un esbozo para dejar claro cuál es su manera de trabajar. Ha hablado de la importancia de la gestión, inexistente según ha dicho en el actual Gobierno de España, de la estabilidad y las mayorías. Precisamente con este mensaje ha querido cerrar su discurso para decir que está preparado para ser presidente del Gobierno, pero ha puntualizado, “solo si ganamos”.

Por si quedaba alguna duda sobre lo que quería decir, ha remarcado que cree que los gobiernos no se pactan en los despachos y ha defendido que en España no está dando buen resultado este “lío de independentistas, comunistas y socialistas” criticando que, aunque sea legítimo sumar porque el número cuadra, no es la mejor fórmula.

El presidente de la Xunta, y precandidato a la Presidencia del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo (i), escucha al presidente del PPCV, Carlos Mazón, en un encuentro con simpatizantes del partido, en el MuVIM
El presidente de la Xunta, y precandidato a la Presidencia del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo (i), escucha al presidente del PPCV, Carlos Mazón, en un encuentro con simpatizantes del partido, en el MuVIM FOTO: Jorge Gil Europa Press

Posteriormente, en declaraciones a los periodistas, ha contestado sobre el pacto de Gobierno con Vox que el PP ha suscrito en Castilla y León. “En España casi todos los gobiernos se han cerrado después de las urnas y yo creo mucho más en los gobiernos que salen de forma nítida de las urnas”.

Ha criticado que tanto en los gobiernos regionales como en los locales se haya disgregado la política española y los proyectos políticos. “Estamos en un momento de una profunda crisis política, además de económica y social. Mi proyecto es volver a invitar a los ciudadanos a que hagan gobiernos sólidos”.

El punto de inicio comenzó con el Pacto del Tinell. “Para que no gobernase el PP en ningún sitio se ha perdido el principio básico de la Transición. Cuando ganaba el PSOE, gobernaba, y cuando ganaba el PP, igual”.

Preguntado por si el PP ha “capitulado” -en alusión a unas palabras del jefe de los populares europeos, Donald Tusk- frente a la extrema derecha, Feijóo se ha desvinculado de esta situación. “No, entre otras cosas porque todavía no soy presidente de mi partido. Al PP europeo le gusta la estabilidad institucional, que los partidos de Estado puedan pactar, y lamentablemente el PSOE no tiene interés en ser un partido de Estado, ya que gobierna con partidos que ni siquiera creen en él. Comprendo la decepción de mis colegas del PP europeo”.

A su juicio “no se han curado las heridas de la pandemia, la inflación está desbocada, hay una nebulosa en el futuro que se ve en las caras de la gente, todo el mundo anda preocupado y esperan certezas. Esto no va de discursos ni de tuits. El no vamos a dejar a nadie atrás es otro eslogan que acredita la frivolidad de la política frente a un momento de extraordinaria importancia económica”. Así, ha lamentado que “España tiene un Gobierno que no prioriza el interés general, sino su propia supervivencia”, ha garantizado que el PP “nunca” será “populista” y ha aseverado: “A veces es mejor perder el gobierno que ganarlo desde el populismo”.

Gira por España

El popular ha explicado que hoy inicia un viaje obligado para dar las gracias por los avales conseguidos. “Puedo ser un candidato digno de presidir el primer partido de España”. Este es su máximo objetivo: gobernar como lo ha hecho él en Galicia, sin necesidad de pactos con otros partidos. Para lograrlo, no hay otra fórmula que volver a ser el partido al que voten las mayorías. “Esta es la madre del cordero en la política, y como en todas, la madre es la base de la familia. Podemos ser la casa común de la mayoría de los españoles porque tenemos las puertas abiertas para que vuelvan los que nos dejaron de votar y también los que votaron a otra formación y dijeron, ni una más”.

Feijóo ha dicho que aspira a liderar un partido en el que quepan “los más conservadores, los más liberales, los más reformistas, los más centristas, los socialdemócratas y los socialistas moderados que no están dispuestos a votar al socialismo sanchista, que ha modificado y manipulado al PSOE”.

El presidente de la Xunta, y precandidato a la Presidencia del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo (c), acompañado del presidente del PPCV, Carlos Mazón (1i), y la secretaria general del PPVC, María José Catalá junto al pirotécnico que ha disparado hoy la mascletá
El presidente de la Xunta, y precandidato a la Presidencia del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo (c), acompañado del presidente del PPCV, Carlos Mazón (1i), y la secretaria general del PPVC, María José Catalá junto al pirotécnico que ha disparado hoy la mascletá FOTO: Rober Solsona Europa Press

En este sentido, ha dicho tener la convicción de que el PP debe aspirar a ensancharse para lograr las mayorías que él ha obtenido en Galicia y también las conseguidas por Rajoy o Aznar. “Los votos se prestan, nadie tiene la propiedad de los mismos. La ventaja de una democracia es poder cambiar al gobierno, no elegirlo. No lo olvidemos”.

También ha hecho un repaso por el dramático momento que atraviesa España, “la situación es límite y se ha agravado por la situación internacional”. Precisamente, este es uno de los motivos que le ha impulsado a dar el paso. “Vivimos uno de los momentos más complejos de su historia reciente, no hemos recuperado la normalidad tras la pandemia, no hemos sido capaces de reactivar la segunda economía mundial que más ha bajado su PIB después de Argentina, un 11 por ciento”.

El trabajo y el esfuerzo son las únicas vías para lograr la recuperación. “Hay una nebulosa en el futuro que se ve en las caras de la gente, todo el mundo anda preocupado y esperan certezas. Esto no va de discursos ni de tuits. El ‘no vamos a dejar a nadie atrás’ es otro eslogan que acredita la frivolidad de la política” y por tanto, se ha comprometido a no liderar un partido populista, aunque le cueste perder el Gobierno.

Sobre el debate de la financiación autonómica, ha criticado que el Gobierno de Pedro Sánchez no sea capaz de poner un modelo encima de la mesa y que echa la culpa a los presidentes porque “no nos vamos a poner de acuerdo”. Además, ha admitido que la comunidad más perjudicada por el modelo que aprobó el Gobierno de Zapatero, es la valenciana.

Feijóo ha cometido un pequeño lapsus al principio de su discurso cuando ha dicho que estaba encantado de estar en la Costa Dorada, que está en Tarragona. Tras su intervención ha emprendido su camino a Murcia lamentando no haberse quedado a comer una paella, “ya me han dicho que en la gasolinera no la puedo pedir”.