Sociedad

Parón sanitario: los médicos de primaria de casi toda España estudian ir a la huelga

El próximo jueves sindicatos de seis autonomías se reúnen para decidir si se unen a sus compañeros de Madrid

Protesta de los médicos de familia de un centro alicantino durante la pandemia
Protesta de los médicos de familia de un centro alicantino durante la pandemia FOTO: Manuel Lorenzo EFE

La situación es insostenible. Los médicos de atención primaria vivieron durante la pandemia, con total seguridad, la peor etapa de su historia, y pasada aquella época, nada ha mejorado. Así lo asegura el secretario general del Sindicato Médico en la Comunidad Valenciana (CESM-CV), Víctor Pedrera, quien informa de que el jueves de la semana que viene los sindicatos de las autonomías pertenecientes a esta organización -Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Madrid, Cantabria y Navarra- se reunirán en Madrid con sus compañeros del Sindicato Médico Andaluz y Médicos de Cataluña, para decidir si se unen a la huelga que el próximo día 21 de noviembre iniciarán sus compañeros de la capital.

Aunque los términos y la tabla reivindicativa no están cerrados, Pedrera asegura que están haciendo “proyecciones” entre los compañeros de diferentes sindicatos, y “el ambiente está caldeado”. Una de las principales quejas en la atención primaria de la Comunidad Valenciana es la falta de personal. “Los MIR se van a otros centros, porque la atención primaria es muy poco atractiva, y apenas salen plazas, son casi todas para auxiliares administrativos y enfermeros”.

El secretario general del sindicato médico valenciano asegura que están trabajando “en las mismas circunstancias en las que estábamos o peores. Todos los refuerzos q dice la administración no sirven para nada”.

La pandemia ha dejado a la atención primaria de la Comunidad Valenciana en la UCI. Las agendas de los centros de salud están colapsadas, y los pacientes que atiende de media un médico de familia o un pediatra en la Comunidad Valenciana están muy por encima de los estándares recomendados por las sociedades médicas (25 para los médicos y 20 para los pediatras).

En la Comunidad Valenciana se da la circunstancia de que el pasado mes de mayo hubo cambio de conseller de Sanidad. Aunque los sanitarios confiaban en que la condición de médico del nuevo conseller influyera en sus condiciones laborales, meses después de su llegada al cargo, los sindicatos siguen quejándose de las mismas deficiencias.