Coronavirus

Cuarentena con Pablo Alborán: “Hay que ser responsable con lo que decimos en las redes”

El artista publica “Cuando estés aquí”, un tema a beneficio de Unicef e impulsa un proyecto llamado Andalucía Respira

Pablo Alborán, en casa
Pablo Alborán, en casaPablo Alborán (nombre del dueño)

Esta situación de confinamiento no está resultando fácil para nadie, pero Pablo Alborán sabe que para unos está siendo peor que para otros. El artista malagueño se encuentra en casa, con sus padres. “Me ocupo de ellos y no están solos y yo tampoco. La verdad es que me siento afortunado y yo soy de los que le buscan el lado positivo a las cosas siempre”, dice el músico, que, entre libros, películas y series ha sacado tiempo para hacer una canción y apoyar dos causas solidarias. La canción se llama “Cuando estés aquí” y todos los beneficios irán a Unicef. “Que le den al play. Aunque no la escuchen y le bajen el volumen, ojalá todo el mundo le de al botón”, pide el autor de “Prometo”. Del otro proyecto, Andalucía Respira, nos cuenta en esta entrevista.

-La canción que publica ¿fue un impulso?

-Surgió al inicio del confinamiento, en el momento mediático de histeria natural y de pánico de todos. Pero también en el surgimiento de la solidaridad de los balcones y de todos los sectores buscando la manera de arrimar el hombro. Es una especie de reflexión, trata de mostrar una realidad que estamos viviendo todos por igual y transmitir un mensaje positivo de conciliación, de ilusión, de perspectiva y de autocrítica. Pienso que es lo que necesitamos todos.

-Habla de poner el contador a cero.

-Sí. Vamos a tener que reflexionar y que pensar sobre todo esto. Yo creo que todo lo estamos haciendo y los conceptos se nos han visto trastocados. Para empezar, el del contacto físico. El primer abrazo que nos demos todos será algo increíble para nosotros. Creo que vamos a tener que ayudarnos unos a otros cuando esto pase. Juntos es la única forma, eso lo tengo claro.

-En la canción habla de las mentiras que nos rodean.

-Se refiere a una sensación que tenemos todos cuando vemos a nuestros políticos y a nuestros responsables, que sentimos esa desconfianza y que nos están mintiendo, y que la vida y la salud se ha convertido en un número. Tenemos esa sensación de frustración y de pensar que todo es mentira y es muy peligroso. Hay que darle la vuelta y asimilar mucho. Esta pandemia no es una cuestión nacional, sino mundial: de China a Italia y a Estados Unidos.

-De los políticos, ¿qué es lo que más le ha molestado?

-Me refiero a una percepción que tenemos todos y no sé exactamente por qué, pero no se puede pensar que el enemigo está cerca y que nuestros responsables no merecen estar ahí. No hablo de unos y de otros, sino de transmitir odio. No mostrar unidad me parece un error, tanto políticamente como en las redes. Somos responsables de eso. Hoy en día, un mensaje en Twitter ya puede ser una noticia y hay que ser responsable con eso. Y muy cautelosos. Bastantes peleas vemos como para que hagamos lo mismo.

-¿Están a veces los ciudadanos por delante de sus políticos?

-Estoy completamente de acuerdo. Lo que prima es lo que hace la gente. Y el país y el mundo se levanta por gente que está actuando. Hay que apoyar que no haya recortes, claro que sí. Es un pilar de la democracia, pero ahora, saliendo al balcón, es una manera de solidarizarse y hay que buscarla. Hay que ser conscientes de lo que estamos viviendo.

-¿Vamos a cambiar?

-Claro, desde el pánico y desde la histeria, es natural. Hay que aceptarlo, asimilarlo. Todos somos humanos. Yo me he sentido así en muchas ocasiones y seguramente mucha gente.

-¿Cómo ha vivido esto en un ámbito psicológico, personal?

-Pues con mucha preocupación. Me gusta vivir el presente y estar informado, pero me he dado cuenta de que cuando nos tiemblan los pilares... Valoro la suerte de estar acompañado y vivir en un lugar donde estoy en buenas condiciones. Tengo vecinas que están solas y son personas mayores. Y trato de evitar el egoísmo de mis sentimientos. Pero si hubiera sufrido en algún momento no te lo diría. No sería responsable por mi parte, porque soy consciente de que soy un afortunado y creo que hay que lanzar un mensaje de positividad y de ilusión.

-Trabaja con Unicef y con Andalucía Respira.

-Pues la noticia acaba de salir, pero llevo tres o cuatro semanas con lo de Andalucía Respira, tratando de colaborar desde mi tierra con mi tierra. Llamé a Antonio Banderas con todo el descaro y le pedí consejo. En tres minutos pusimos en marcha esta iniciativa. Él ya lo hace a través de sus fundaciones y me habló de este proyecto de la Universidad de Málaga que trabaja en una patente que está homologada por Sanidad. Ayudamos a nuestra tierra desde nuestra tierra y estoy súper feliz con esto, que es algo más personal. Y Unicef es más a través de la música, porque pienso que la manera de ayudar también debe ser internacional y ellos son los indicados.

Pablo Alborán, en casa
Pablo Alborán, en casaPablo Alborán (nombre del dueño)