Así fue el rodaje de “Wojtyla. La investigación”

El filme, que se estrenó el pasado viernes “on line” ha tenido ya un enorme éxito

A menudo creemos que somos dueños de nuestro propio tiempo, pero lo cierto es que cuando se trasciende lo puramente humano se pone en marcha el reloj de Dios. Eso mismo sucedió antes, durante y después del rodaje de “Wojtyla. La Investigación, la película del Centenario de Juan Pablo II que sigue batiendo récords de espectadores cada día, desde su estreno online en España el pasado viernes 8 de mayo en la página de la distribuidora European Dreams Factory (www.edreamsfactory.es). Ni las mejores previsiones de los distribuidores se aproximan a los espectaculares resultados que la película está cosechando. El anhelo del público ha sido, precisamente, el mejor argumento para no aguardar al estreno en salas de cine y posibilitar que la película pueda verse ya en tantísimos hogares.

El reloj de Dios, como decía, se accionó el domingo 1 de diciembre de 2019. Ese día asistí al pase en un cine de mi anterior película “Renacidos, tras el cual mantuve un coloquio con los espectadores. Poco después, se me acercó una señora para que le dedicase el libro de la película a una amiga suya, profesora de Historia en la Universidad de Cracovia, que seguía de cerca mi obra literaria e histórica. Y acto seguido, me dijo que profesaba gran devoción a Juan Pablo II. Fue entonces cuando le descubrí mis cartas: “Estoy preparando una película sobre él”, confesé. Y ella agregó: “¿Te interesa una entrevista con el cardenal Stanislaw Dziwisz, secretario personal del Papa polaco durante casi 40 años? ¿O tal vez con monseñor Oder, postulador de la causa de canonización…?”.

Una vez más, me convencí de que aquel encuentro no era casual, sino causal, que es muy distinto. Sea como fuere, el domingo 8 de diciembre me embarqué con todo el equipo de rodaje en dirección a Cracovia. Días antes, el académico del cine español Miguel Gilaberte (“Velvet Colección”, “Alta Mar”), a quien había contratado como director de fotografía para “Wojtyla. La investigación”, su primera película católica, había telefoneado al propietario de la empresa de alquiler de material cinematográfico. Cuál fue su estupor cuando éste le dijo que podía elegir la cámara que quisiera, las ópticas, el trípode, la iluminación… ¡Todo completamente gratis durante el tiempo que necesitásemos! A Miguel le bastó sólo con mentar a Juan Pablo II para llevarse aquella sorpresa morrocotuda.

Ni que decir tiene que vigilamos muy de cerca todo ese material tan valioso, por miedo a que nos lo robasen, durante las casi cuatro semanas de rodaje en Cracovia, Roma y otras ciudades. Al gran Paco Pavón, director de producción (“Un Dios prohibido”, “Red de Libertad”) tampoco se le cayeron los anillos a la hora de transportar el pesado material de rodaje hasta las localizaciones, lo mismo que al resto del equipo. Aquello era una gran familia que estaba por encima del credo político o religioso de cada uno. Todos, sin excepción, se dejaron la piel en el empeño.

Inicio del rodaje

El 25 de enero, tras el paréntesis navideño y los pertinentes retoques de guion, iniciamos el montaje de la película Pablo Marchetto (“Despido procedente, “Es por tu bien) y yo. Horas interminables de tú a tú en la sala de montaje viendo y escuchando una y otra vez a Wojtyla. Y justo la víspera del decreto de estado de alarma en España, logramos terminar el montaje de la película. ¿Casualidad? Para quienes creemos en los tiempos de Dios, y en concreto en esta película-instrumento que tanto bien está haciendo ahora, es evidente que no.

Confinados ya en casa, abordamos el laborioso proceso de posproducción: etalonaje (color), composición, sonido, subtítulos… Cada día, Raquel acudía sin miedo a la empresa Free Your Mind para “maquillar” el color de la película, mientras Dani hacía lo propio en el estudio de sonido de Mubox. Todos y cada uno de los restantes miembros del equipo, cuyos nombres sería prolijo ahora mencionar, estuvimos coordinados al milímetro para rematar el proyecto en común.

Una vez concluida la película, llegó la hora de tomar una decisión delicada: ¿Estrenar en cines o de modo online? Por unanimidad, se optó por llegar a todos los hogares, dadas las circunstancias tan dolorosas para muchas familias. Hoy podemos afirmar con rotundidad que no nos equivocamos. Todo lo contario: desde el viernes pasado hemos recibido ya miles de mensajes de personas agradecidas y emocionadas tras ver la película que muy pronto, si Dios quiere, se estrenará en muchos más países. Porque Karol Wojtyla es un hombre que sigue levantando pasiones incluso 15 años después de su muerte.

LA UNIÓN HACE LA FUERZA
“Wojtyla. La investigación” es una producción de Piucho Films, fruto del acuerdo históprico entre el presidente de European Dreams Factory, Filomeno Martínez Aspe, y la presidenta de Forgione Films, Paloma Fernández-Gasset. La figura eminente de Filomeno es indisociable del cine con valores en España. No en vano, gracias a su labor tenaz en defensa del cine con valores han podido estrenarse en nuestro país películas tan importantes como “Lo que la verdad importa”, “Prefiero el Paraíso”, “Moscati”, “El Apóstol”, “La última cima”, “El Misterio del Padre Pío”, “Renacidos” y ahora “Wojtyla. La Investigación”, la primera película en la que Filomeno Martínez Aspe es productor ejecutivo junto con Paloma Fernández-Gasset. La película del Centenario de Juan Pablo II se estrenará pronto en Italia, Polonia, Estados Unidos y Latinoamérica, y ha sido seleccionada por el Festival Internacional de Cine Católico, entre cuyas películas “El Misterio del Padre Pío” sigue siendo la más vista.